Lima, 16 dic (EFE).- Veintidós partidos políticos peruanos firmaron hoy el Pacto Ético Electoral propuesto por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para los comicios generales del 2016, en un acto al que asistieron tres candidatos presidenciales.

Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio y segundo en las encuestas de intención de voto, César Acuña, de Alianza para el Progreso y tercero en los sondeos, y Antero Florez Aráoz, que cuenta con un apoyo minoritario, suscribieron el pacto para garantizar que las elecciones del 10 de abril de 2016 sean limpias y transparentes.

El Pacto Ético Electoral establece que los 22 partidos políticos firmantes deben poner en práctica los valores democráticos durante la campaña electoral y respetar a las organizaciones y candidatos, descartando la violencia y el ataque personal, con el fin de garantizar un clima transparente y democrático.

Asimismo, plantea fomentar entre los candidatos y sus seguidores el uso respetuoso de las redes sociales.

También ofrecer planes de gobierno viables y coherentes, y evitar el uso de recursos económicos provenientes de fuentes ilegales como el narcotráfico, la minería ilegal, la trata de personas, y el uso indebido de recursos públicos.

Igualmente los partidos firmantes quedaron comprometidos en presentar sus informes de ingresos y gastos a la Oficina Nacional de Procesos Electorales, exponer sus planes de gobierno en los debates organizados por el JNE, y rechazar todo tipo de discriminación.

Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, que no asistió al acto, es la favorita de las encuestas con un 33 % de intención de voto.

Por detrás de Kuczynski y Acuña, que cuentan con un 16 y un 13 % de intenciones de voto, respectivamente, se sitúa el exmandatario Alan García (1985-1990 y 2006-2011), con un 8 %.

El presidente de la JNE, Francisco Távara, dijo a los participantes que todos estos esfuerzos suscritos en el Pacto Ético son compromisos frente a la ciudadanía y que ubican a los electores en un papel activo y vigilante.

El documento fue consensuado por todos los partidos, que deben honrar sus compromisos libremente adquiridos, acotó.

“El pueblo reclama escuchar propuestas y programas”, agregó Távara sobre la necesidad de que los electores se informen sobre los planes de gobierno de los candidatos.