Montevideo, 14 dic (EFE).- Las tres convenciones internacionales de la ONU sobre drogas tienen «debilidades e incoherencias» y Uruguay quiere que se forme un grupo de expertos que las analice de cara a la UNGASS 2016, dijo hoy a Efe el secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Milton Romani.

La propuesta no busca reformar las convenciones actuales sino «darles coherencia», indicó Romani, quien participó hoy en Montevideo en un acto de entrega de certificados de reconocimiento a las instituciones policiales involucradas en la incautación de bienes vinculados al narcotráfico.

Actualmente, el sistema global de fiscalización de drogas se basa en tres convenciones internacionales: la Convención Única sobre Estupefacientes de (1961), el Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de (1971), y la Convención contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas de (1988).

«Las tres convenciones de drogas tiene debilidades e incoherencias que deben ser analizadas. Proponemos un debate amplio abierto y sin tabúes para poder considerar todas las posiciones», sostuvo Romani.

«¿Qué significa salvaguardar para fines médicos y científicos las sustancias controladas? ¿Cómo salvaguardamos el uso médico cuando la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife) dice que el 75 % de la población no tiene acceso a los opiáceos que calman el dolor y los cuidados paliativos? Eso es una inconsistencia, por ejemplo», exclamó el representante de la JND.

La Sesión Especial de la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el problema mundial de las drogas (UNGASS) tendrá lugar en abril de 2016 en Nueva York con vistas a discutir la incorporación de la perspectiva de los derechos humanos en la lucha contra las drogas en el mundo.

«Tuvimos una reunión en Cartagena (Colombia), convocada por el país anfitrión, Suiza, México y Ghana, a la que concurrieron 39 Estados que, entre otras cosas, acordaron la necesidad de crear un grupo de expertos que analice la consistencia de las convenciones que garantice la debida integración con los derechos humanos», explicó el alto funcionario.

En ese sentido, Romani resaltó que Uruguay se ha caracterizado por su posición a nivel internacional por reclamar la preeminencia del derecho internacional y la integración de los derechos humanos sobre el sistema de fiscalización.

En la actividad de entregas de certificados por parte del Fondo de Bienes Decomisados y la JND estuvieron presentes el fiscal de Corte y procurador general de la Nación, Jorge Díaz, y el viceministro del Interior, Jorge Vázquez.