Montevideo, 13 jul (EFE).- Uruguay acudirá a la cumbre semestral del Mercosur de Brasilia con la “aspiración máxima” de que se haga cumplir la “libre circulación de bienes, servicios y factores productivos” que figura en el tratado constitutivo del bloque, dijo hoy el canciller del país suramericano, Rodolfo Nin Novoa.

“Nosotros vamos básicamente con el planteamiento de que en el Mercosur se cumpla fielmente y al pie de la letra el artículo primero de su tratado constitutivo, que es la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos”, declaró Nin a la prensa tras participar en un acto en la Cancillería.

“Esa es nuestra aspiración máxima, la implementación de un plan de acción (…) para eliminar las barreras arancelarias que nos están impidiendo un libre tránsito de nuestros bienes comerciales y de servicios”, agregó el ministro uruguayo.

Los próximos jueves y viernes la ciudad de Brasilia acoge la reunión semestral del Mercosur en la que Paraguay tomará la presidencia temporal.

En la cita se espera a los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, los cinco miembros plenos del bloque, pero también a los de Chile, Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, Surinam y Guyana, que tienen estatus de Estados asociados al Mercosur.

Para Nin, lo importante de la cumbre será que se logre establecer un plan de acción para los seis meses de presidencia paraguaya, en el que se establezcan fechas concretas para el levantamiento de las barreras arancelarias, que no permiten el cumplimiento del intercambio de bienes y servicios sin interferencias administrativas.

Además de este asunto, el canciller señaló que Uruguay pondrá sobre la mesa “cuestiones vinculadas a los regímenes especiales, insumos agropecuarios, bienes de capital y admisión temporaria”.

“En esa definición de los regímenes especiales están también las zonas francas, que desarrollan actividades industriales que no están sujetas a una tributación nacional en los países a los que pertenecen y que trabajan con exención impositiva. Eso nos perjudica indirectamente y a veces directamente”, explicó Nin.

En tercer lugar, el jerarca indicó que Uruguay expresará en la cumbre la voluntad de avanzar en llegar a un acuerdo con la Unión Europea (UE) y “poner a trabajar los equipos técnicos y políticos para presentar ofertas de bienes para intercambiar”.

“En este asunto estamos esperando novedades de la UE para ver si ellos están también en la misma línea que nosotros. Así que posiblemente después de la reunión del Mercosur me reúna con la UE para comentarles nuestros avances”, manifestó.

El canciller tuvo también palabras acerca del TISA, una iniciativa abierta a todos los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) interesados en liberalizar más el comercio de servicios y en la que Uruguay solicitó participar en 2014 mientras en el país se debate su conveniencia.

“El 15 de septiembre es la fecha límite para presentar ofertas. Haremos algún borrador, lo discutiremos en consejo de ministros, se lo presentaremos a las fuerzas políticas y veremos si al final aceptamos o no las condiciones de un acuerdo de esta naturaleza”, explicó Nin.

“La aceptación depende de que todos estemos convencidos de que esto le sirve al Uruguay o no le sirve”, concluyó.