Montevideo, 15 oct (EFE).- El Gobierno uruguayo instauró hoy el 15 de octubre como el día nacional para la sensibilización y prevención del consumo abusivo de alcohol en el marco de una campaña enfocada en la educación para reducir su influencia en aspectos como la violencia familiar o la siniestralidad en el tráfico.

Tras un acto en el Palacio Legislativo uruguayo en Montevideo al que acudieron miles de estudiantes, el presidente Tabaré Vázquez y el vicepresidente Raúl Sendic, el subsecretario de la Presidencia uruguaya, Juan Andrés Roballo, explicó que la campaña busca incluir a toda la sociedad.

Según Roballo, en las más recientes encuestas nacionales se advierte un aumento “significativo” del consumo de alcohol a edades tempranas así como de su ingesta abusiva.

En cuanto a los principales efectos nocivos que produce, el subsecretario de la Presidencia señaló su influencia en la siniestralidad en el tráfico y en la violencia, tanto en el ámbito familiar como la que se produce en los espectáculos públicos.

“Eso nos advierte que debemos reaccionar y decidirnos, además de por las herramientas de fiscalización que tiene el Estado, por una campaña de estas características, que involucre a toda la sociedad y que sensibilice y no estigmatice”, indicó.

Asimismo, destacó la importancia de promover un “consumo responsable” y de crear una nueva cultura en torno a este asunto, como parte de un abordaje que se aleje de medidas “prohibicionistas”.

En esta línea, a finales del pasado agosto, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) aprobó en Montevideo un documento en el que plantea un nuevo enfoque para abordar la problemática de las drogas que diverge del meramente punitivo.

Vázquez, oncólogo de profesión y que en su mandato anterior (2005-2010) libró una encarnizada batalla contra el tabaco -que derivó en un litigio internacional entre el país y la tabacalera Philip Morris-, es el principal impulsor de la campaña iniciada hoy en Uruguay, señaló Roballo.

La prevención del consumo abusivo de alcohol fue una de las metas que el presidente uruguayo se fijó para su mandato actual, que comenzó el pasado marzo, y las políticas nacionales en las que se trabaja apuntan hacia la limitación de la publicidad y la promoción de esta sustancia, además de la tolerancia cero en la conducción.

La campaña iniciada hoy también se vincula a otras medidas adoptadas en el país en torno a la problemática de las drogas, como es la regulación de la compraventa de marihuana que se llevó a cabo en el país suramericano.

A partir de 2016 los ciudadanos uruguayos podrán adquirir en las farmacias, previo registro en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis, hasta un máximo de 40 gramos de marihuana mensuales y 10 semanales, según anunció el Gobierno a comienzos de este mes.

“Uruguay dio un paso importante en esta materia de regulación del consumo de marihuana (…) pero, al igual que el alcohol, está regulado, las campañas de prevención y sensibilización son muy importantes”, dijo hoy Roballo.

Durante el acto en el Palacio Legislativo, los miles de estudiantes que abarrotaron la sede del Parlamento uruguayo pudieron disfrutar de la actuación de la Orquesta Juvenil Nacional y de la participación, a través de un vídeo, de los ‘capitanes’ de la campaña, los futbolistas Diego Lugano y Diego Godín.

En este sentido, tanto el presidente como el vicepresidente repartieron a los colegiales brazaletes de capitán similares al que emplea la selección uruguaya de fútbol.

“Este es el puntapié inicial de una campaña que quiere mantenerse (…) y que (pretende que) todos los 15 de octubre de cada año se profundice en la sensibilización, la visibilización y la prevención en lo que es el consumo del alcohol”, aseguró Roballo.