Montevideo, 16 mar (EFE).- Uruguay está abierto a la posibilidad de que el Mercosur y Estados Unidos negocien un acuerdo de libre comercio, señaló hoy el ministro de Relaciones Exteriores del país suramericano, Rodolfo Nin Novoa.

“Estados Unidos es la mayor potencia del mundo, no vamos a mirar para otro lado en el caso de que se plantee la posibilidad de empezar a negociar un tratado de libre comercio”, aseguró a periodistas el canciller.

En ese sentido, se especula con la posibilidad de que este asunto sea uno de los que se pongan sobre la mesa en la visita que realizará este mes el presidente de EE.UU., Barack Obama, a Argentina, donde se reunirá con su homólogo Mauricio Macri.

Novoa recordó que el Mercosur -integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela- negocia un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE) desde hace años y señaló que existe voluntad para hablar con otros grupos regionales como la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean, por su sigla en inglés).

La alta representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad Común, Federica Mogherini, opinó este martes que hay señales “altas y claras” de países del Mercosur para que se produzca un avance en las negociaciones del acuerdo, en estos momentos estancadas.

“Nuestro objetivo es defender la producción nacional, el interés nacional y (…) vamos a hacer los tratados de libre comercio que sean provechosos para Uruguay y que nos abran mercados y oportunidades. Eso después tiene un efecto en la cadena productiva que redunda en mejor empleo, mejores salarios…”, subrayó Novoa.

Por otro lado, el canciller también habló acerca de la deuda que mantiene Venezuela con Uruguay debido al envío de alimentos al país caribeño en el marco de un acuerdo más amplio suscrito en julio del año pasado entre los presidentes Nicolás Maduro y Tabaré Vázquez.

“En el día de hoy terminamos de redactar una nota muy diplomática pero muy firme a la canciller venezolana para convocar el grupo de alto nivel que se creó en el acuerdo entre ambos países para tratar estos temas”, explicó el ministro en declaraciones recogidas por el diario uruguayo El Observador.

En ese trato se acordó el envío de 235.000 toneladas de alimentos en el marco de un convenio mayor en el cual también se pagaba por adelantado -con una quita parcial- una deuda por la compra de crudo que tenía la petrolera estatal uruguaya Ancap con la venezolana PDVSA.