Río de Janeiro, 8 abr (EFE).- La crisis causada por la pandemia del coronavirus en Brasil hizo que el turismo perdiera 35.500 establecimientos -con vínculo laboral- en 2020, informó este jueves la Confederación Nacional de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo (CNC).

Según la entidad, se trata de la mayor pérdida anual desde 2016, cuando la potencia suramericana aún sufría los efectos de la recesión, y representa una disminución del 13,9 % en relación con las unidades que operaban en el país en 2019.

Entre febrero y abril de 2020, el volumen de ingresos del sector acumuló una caída del 68 % y pese a la reacción que se vio en los meses siguientes, el turismo cerró 2020 con un nivel de facturación 30 % inferior al registrado antes de la pandemia.

Otros sectores consiguieron finalizar 2020 en verde, como fue el caso de la industria, que tuvo un crecimiento del 3 % el año pasado.

De acuerdo con la CNC, la crisis ocasionada por la covid-19 afectó a establecimientos de todos los tamaños, pero las que sufrieron mayores pérdidas fueron las micro y pequeñas empresas, con un total de 30.720 unidades cerradas en el último año, lo que corresponde al 87 % del total.

Las regiones más azotadas fueron Sao Paulo, Minas Gerais, Río de Janeiro y Paraná.

La caída en los gastos efectuados por turistas extranjeros en Brasil fue una de las principales causas de los cierres, pues los consumos en 2020 alcanzaron solo los 3.000 millones de reales (unos 535 millones de dólares al cambio actual), un 50 % menos que los registrados en 2019, el volumen más bajo registrado desde 2003, según el Banco Central.

Todos los segmentos turísticos registraron saldos negativos, con énfasis en los servicios de alimentación fuera del hogar, como bares y restaurantes, hoteles, posadas y similares, y agencias de viajes.

La Confederación calcula que entre marzo de 2020 y enero de 2021, el turismo brasileño acumuló pérdidas por 274.000 millones de reales (unos 48.928 millones de dólares).

Tales pérdidas obligaron a las empresas del sector a eliminar unos 397.000 empleos formales en 2020, de los cuales 211.100 correspondían a empresas de bares y restaurantes, unas 90.700 al transporte por carretera y 56.500 a hoteles.

Brasil es uno de los países más azotados por la pandemia con más de 340.000 víctimas y cerca de 13,2 millones de infectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *