Lima, 4 jul (EFE).- Un fiscal peruano pidió hoy que el dirigente de Sendero Luminoso Florindo Flores Hala, «camarada Artemio», sea condenado a cadena perpetua por su presunta responsabilidad en una serie de atentados que dejaron 14 muertos en 1996, informaron fuentes judiciales.

El Colegiado A de Sala Penal Nacional inició hoy el juicio oral contra «Artemio» por la presunta autoría de emboscadas terroristas contra las fuerzas de seguridad en la región selvática del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro.

Según un comunicado del Poder Judicial, en esos ataques murieron 14 policías y militares, por lo que la Fiscalía acusó a «Artemio» del delito de terrorismo.

Durante la audiencia de hoy, celebrada en la Base Naval del Callao, el tribunal instaló el proceso en presencia de «Artemio» y posteriormente convocó para que, el próximo martes, se ofrezcan las pruebas que se debatirán durante el juicio y la Fiscalía sustente su acusación oral.

Flores Hala asumió la conducción de Sendero Luminoso tras la captura del fundador y líder máximo de esa agrupación, Abimael Guzmán, en 1992 y dirigió a los remanentes del grupo armado en la Amazonía del país hasta su captura en febrero de 2012.

Sendero Luminoso fue el responsable de la mayoría de las casi 70.000 víctimas que dejó el conflicto interno que sufrió Perú entre 1980 y 2000, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.