Sao Paulo, 2 dic (EFE).- La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor’s rebajó hoy de “BB” a “BB-” la nota del crédito emisor a largo plazo del banco brasileño BTG Pactual, tras la detención de su expresidente y excontrolador, André Esteves, en el marco del caso de corrupción en la petrolera Petrobras.

La agencia justificó su decisión en un comunicado alegando que “el banco tiene un desfase de liquidez significativo para atender a sus obligaciones financieras en los próximos 60 días, salvo que consiga vender activos o acceder a líneas de crédito con los reguladores financieros brasileños”.

Según la calificadora, la depreciación de la posición de liquidez de la entidad de “adecuada” a “débil” realza “la potencial falla de la institución para atender a sus obligaciones de corto plazo si no adopta medidas más severas que solo utilizar su plan de contingencia para aumentar la posición de la caja”.

La agencia mantuvo a BTG, sin embargo, la nota “B” del crédito emisor a corto plazo en la escala internacional, pero rebajó la calificación del mismo crédito de “brA-1” a “brA-2”.

Esteves, que fue detenido la semana pasada por el caso de corrupción en la petrolera Petrobras, dejó de ser hoy el controlador de la institución financiera, que ha pasado a manos de un holding constituido por los siete principales socios del banco.

El banquero, uno de los hombres más ricos de Brasil, fue arrestado en el marco de una operación en la que también fue detenido el senador Delcídio Amaral, hasta entonces jefe del oficialismo en la Cámara alta.

La Fiscalía investiga si Esteves prestó ayuda financiera a Amaral para que este intentara sobornar a uno de los detenidos por las corruptelas en Petrobras y evitar que colaborara con la Justicia.