Montevideo, 21 jul (EFE).- El senador uruguayo Pablo Mieres anunció hoy que viajará este miércoles a Venezuela para unirse a una visita de legisladores internacionales en la que tratará de «ayudar» a que ese país se «encauce hacia la recuperación de las libertades y derechos de la gente».

«Voy a ir, sí. (…) Es una invitación para apoyar el proceso de Venezuela en favor de la democracia y los derechos humanos», dijo a Efe Mieres, quien hasta el momento es el único parlamentario suramericano en integrar esta comitiva, cuya agenda se desarrollará entre jueves y viernes.

La opositora venezolana Mesa de la Unidad (MUD) anunció hoy una visita de senadores de España y de países suramericanos a Venezuela que tratará el tema de los «presos políticos» y las inhabilitaciones de opositores para participar en las elecciones al Parlamento del próximo 6 de diciembre.

El primer día se espera entablar contactos con partidos y dirigentes políticos de la oposición y «se incluye allí la posibilidad de visitar a personas que están detenidas», añadió Mieres, único senador del centroizquierdista PI.

No obstante, el secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, afirmó que los visitantes acudirán a las cárceles en las que se encuentran recluidos los opositores Leopoldo López y Daniel Ceballos y tratarán de reunirse con el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien cumple arresto domiciliario por motivos de salud.

«Estoy en disposición de visitarlos si el programa lo permite», concretó el político uruguayo, quien especificó que el viernes a mediodía se realizará una declaración conjunta «vinculada a los temas de la democracia y los derechos humanos en Venezuela».

«Nosotros hemos sido desde hace mucho tiempo solidarios con la situación venezolana, estamos preocupados, queremos ayudar a que el proceso venezolano se encauce hacia la recuperación de las libertades y de los derechos de la gente», aseveró el también presidente del PI.

Además, entre las razones para mostrar su compromiso con la situación de Venezuela, recordó que durante la dictadura cívico militar uruguaya (1973-1985) el «Gobierno venezolano democrático» fue «muy solidario e incluso rompió relaciones con la dictadura uruguaya».

«Me parece que en Venezuela hay un deterioro importante de las condiciones de la democracia y de la protección a los derechos humanos y uno se siente con la responsabilidad de ser solidarios y ayudar y buscar que se encauce hacia un funcionamiento democrático pleno», completó.

A su juicio, eso implica «apoyar a los sectores de la oposición que son los que están sufriendo hoy la represión y las limitaciones de las libertades».

La invitación por parte de la MUD se produjo hace un par de semana y fue cursada también hacia otros legisladores uruguayos, como el diputado por el Partido Nacional Jaime Trobo.

Consultado por Efe, Trobo lamentó no poder acudir a Venezuela por problemas de agenda.

Desde Caracas, Torrealba aseguró que la visita pretende «atender básicamente la situación venezolana en su integralidad».

Además de Mieres, entre los visitantes están, según la MUD, los senadores españoles Dionisio García, del Partido Popular (PP); Iñaki Anasagasti, del Partido Nacionalista Vasco (PNV), y José Miguel Camacho y Andrés Gil García, por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).