Bogotá, 28 oct (EFE).- Para el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el Premio Nobel con el que fue galardonado llegó «como caído del cielo» y fue clave para dar un «nuevo impulso» al proceso de paz que vive el país, estancado tras el rechazo que sufrió el acuerdo con las FARC en el plebiscito del 2 de octubre.

«Vino como caído del cielo, en un momento muy importante porque eso nos dio un nuevo impulso para adelantar el proceso que estamos (…) terminando en este momento», afirmó en una entrevista exclusiva con Efe en la que se refirió al rechazo popular al acuerdo de paz por cerca de 50.000 votos en la consulta.

Recordó que ese proceso consiste en «abrir un gran diálogo nacional para incorporar las inquietudes de los que votaron ‘no’ a los acuerdos y tener un acuerdo más amplio y más profundo y mejor».

El mandatario reconoció que no esperaba obtener el galardón y cuando le llamaron para informarle de la decisión del Comité Nobel Noruego pensó «que era un chiste», que alguien le «quería hacer una broma».

«Hay un dicho en Colombia (…) que es ‘no hay mal que por bien no venga’. Creo que haber perdido por tan pequeño margen (el plebiscito) fue mejor que haber ganado, porque si hubiésemos ganado por un margen pequeño este país estaría en llamas», aseveró Santos en referencia al ajustado resultado por el que venció el «no».

Ante el nuevo horizonte, considera que Colombia tiene una «gran oportunidad», la de «tener un mejor acuerdo y tener un país más unido».