Sao Paulo, 27 abr (EFE).- El presidente del Santander Brasil, Sergio Rial, afirmó hoy que es una “obligación” mirar los activos que ha puesto en venta en el país suramericano el estadounidense Citibank, lo que lo convertiría en el único banco de origen internacional en actuar dentro del mercado brasileño.

“Tenemos la obligación de mirar, pero no necesariamente de comprar, como hicimos con el HSBC, que fuimos hasta donde consideramos necesario”, declaró Rial en una teleconferencia para comentar los resultados del primer trimestre.

El principal ejecutivo en Brasil del banco de matriz española hizo referencia así al interés del Santander por adquirir los activos del Citibank puestos a la venta en el país, en una oferta que incluye también las operaciones en Argentina y Colombia.

El año pasado, el Santander fue uno de los interesados en la compra del HSBC Brasil, pero al final fue el brasileño Bradesco el que cerró negocio con la institución británica.

“La del Citibank es una operación mucho menor que la del HSBC, pero vamos a mirarla”, apuntó Rial, para quien la adquisición no representa mucha diferencia para el banco.

Sin embargo, reconoció que la compra convertiría al Santander Brasil en el único agente extranjero dentro del mercado minorista bancario del país.

Sin hacer referencia a posibles fechas para avanzar y cerrar el negocio, el ejecutivo comentó que la venta “está todavía muy en el inicio”.

De otro lado, Rial se refirió también a un eventual cambio de Gobierno en el caso de la apertura de un juicio político con fines de destitución contra la actual mandataria brasileña, Dilma Rousseff, acusada de maquillaje fiscal en la presentación de cuentas públicas de 2014 y 2015.

Para el ejecutivo, el optimismo del mercado dependerá de la “voluntad” del Congreso en aprobar las reformas propuestas por el vicepresidente Michel Temer, quien asumiría el cargo durante los seis meses del juicio y terminaría el mandato hasta el 1 de enero de 2019 si Rousseff fuera destituida.

Pero, comentó Rial, “no depende sólo del Ejecutivo. El Congreso tendrá un papel fundamental”.

Sobre el resultado del primer trimestre, el alto ejecutivo resaltó la capacidad del banco de “sobreponerse a las adversidades en momentos desafiantes”, como los que pasa Brasil, un país con una inminente recesión para la economía en este año y altas tasas de inflación y de intereses.

La contribución de Brasil al grupo Santander en el trimestre fue del 18 %, superando el 15 % de la matriz en España.

En el primer trimestre, el banco registró un beneficio neto de 1.660 millones de reales (unos 471,7 millones de dólares), que representan un avance del 3,3 % en comparación con el cuarto trimestre del año pasado y del 1,7 % frente al período enero-marzo de 2015.

La estabilidad de la morosidad, que fue del 3,3 % ante el 3,2 % del cuarto trimestre de 2015, y la actuación en los mercados cambiario y de crédito descontado de los salarios de los deudores fueron otros de los aspectos destacados por Rial para el desempeño del banco entre enero y marzo.

La fusión con el Banco Bonsucesso para actuar en el mercado de crédito personal descontado directamente de salarios y jubilaciones, que completó el martes un año, llegó a una cartera de 5.400 millones de reales (unos 1.534 millones de dólares) y se espera que alcance en los próximos 5 años una participación del 10 % del mercado.