Brasilia, 21 abr (EFE).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sancionó la noche del lunes los presupuestos del Estado para este año, cuyos detalles serán divulgados mañana en el Diario Oficial, informaron hoy fuentes oficiales.

Tras la sanción, que tuvo lugar cinco meses más tarde de lo previsto, el Gobierno tiene ahora un plazo de 30 días para definir el bloqueo de los recursos para este año, según confirmó hoy la asesoría de prensa de la Presidencia de Brasil.

Aunque todavía no fue confirmado de forma oficial por el Gobierno, los medios de comunicación brasileños informaron que Rousseff no vetó el aumento de recursos públicos destinados a los partidos políticos, el cual se produce en medio de un ajuste fiscal propuestado por el Gobierno para equilibrar las cuentas públicas.

El Gobierno pretende implementar una reducción de gastos de hasta 80.000 millones de reales (unos 26.420 millones de dólares) para garantizar el cumplimiento de la meta del superávit primario para este año, fijado en el 1,2 % del producto interno bruto (PIB).

El recorte persigue equilibrar las cuentas públicas durante el primer año del nuevo mandato de Rousseff, que comenzó el pasado 1 de enero.

Las cuentas públicas de Brasil registraron en 2014 un déficit primario de 32.536 millones de reales (unos 10.752 millones de dólares), el primer saldo negativo en los últimos 13 años desde que el indicador comenzó a ser medido en 2002 con los actuales criterios.

El resultado negativo del año pasado contrastó con el superávit primario alcanzado en 2013, cuando los ingresos de todo el sector público brasileño superaron los gastos en 91.306 millones de reales (unos 30.153 millones de dólares) sin tener en cuenta los recursos destinados al pago de intereses.

Hasta ahora, el peor resultado en las cuentas públicas brasileñas era precisamente el de 2013, cuando el superávit primario fue equivalente al 1,9 % del PIB. El déficit del año pasado fue equivalente al 0,63 % del PIB.