Asunción, 27 abr (EFE).- «El presente y futuro» del Mercosur es uno de los ejes de la agenda que abordarán el martes el Gobierno de Paraguay y Uruguay, durante la visita a Asunción del canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, informó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores del país guaraní.

«El debate que se instalará acerca del presente y futuro del Mercosur» será uno de los temas centrales de la visita de Nin a Paraguay, según un comunicado de la Cancillería de ese país.

La nota indicó que este es un debate a tener en cuenta ya que Paraguay ocupará en junio de este año la presidencia pro témpore del Mercado Común del Sur (Mercosur) y destacó que las charlas se darán en medio «del interés de avanzar decisivamente en las negociaciones para cerrar un acuerdo birregional con la Unión Europea» (UE).

Mercosur, formado por Uruguay, Argentina, Paraguay, Venezuela y Brasil, mantiene una negociación con la UE que se inició en 1999, pero estuvo paralizada durante varios años por las posiciones inflexibles de ambos lados en defensa de los propios intereses, y que se reanudó en 2012.

Según el Mercosur, su oferta de bienes, servicios, inversiones y compras gubernamentales ya está preparada, pero afirma que no ha podido intercambiarla porque los europeos alegan que aún no han finalizado el proceso de consultas internas para entregar su propuesta.

Brasil ejerce en estos momentos la Presidencia del grupo, hasta que el próximo junio la asuma Paraguay.

Durante su visita, el canciller de Uruguay se entrevistará con el presidente paraguayo, Horacio Cartes, y tratará con su homólogo, Eladio Loizaga, temas de la agenda bilateral encaminados a mantener el diálogo económico y comercial entre las dos naciones.

Otro de los puntos centrales que discutirán será el ofrecimiento de Uruguay para que Paraguay, como país mediterráneo, utilice los puertos uruguayos de Montevideo y Nueva Palmira, según señaló la Cancillería de Paraguay.

La visita «permitirá dejar constancia, una vez más, de las excelentes relaciones a nivel bilateral, y servirá para consolidar el tradicional lazo histórico que une a los pueblos de Paraguay y Uruguay», manifestó el Gobierno paraguayo.