Buenos Aires, 5 jun (EFE).- Organizaciones a favor de la defensa de la vida, junto a diputados y senadores de diversos partidos, presentaron hoy al Congreso de Argentina 414.000 firmas de ciudadanos de todo el país que se oponen al proyecto para despenalizar el aborto.

Las rubricas serán incorporadas por los legisladores a los antecedentes que las comisiones parlamentarias que han analizado la iniciativa tendrán en cuenta a la hora decidir si le dan o no el visto bueno para que la iniciativa sea debatida en el pleno de la Cámara de Diputados.

Las firmas recolectadas fueron presentadas hoy en acto en un edificio anexo a la Cámara de Diputados, donde un centenar de representantes de organizaciones “pro vida” lanzaron consignas de apoyo a aquellos legisladores que ya expresaron que se opondrán al proyecto para legalizar el aborto.

En la presentación tuvieron un papel destacado jóvenes “sobrevivientes” del aborto, que fueron salvados de la muerta gracias a la decisión de ser dados en adopción.

“Yo soy la voz de muchos salvados porque nacimos en circunstancias muy difíciles y nuestras madres, a pesar de las adversidades y de un entorno que les decía que tenían que abortar, dijeron sí a la vida y darnos una oportunidad para vivir”, dijo a Efe Karina Estrella Etchepare.

Estrella, abogada y contable, lamentó que durante estos meses de debate público de la iniciativa a favor del aborto “legal” los medios de comunicación en Argentina hayan acallado mayoritariamente la voz de quienes se oponen al proyecto.

“El aborto es una eliminación sistemática de seres inocentes, peor que un genocidio. Las personas por nacer tienen derechos porque son ciudadanos argentinos”, afirmó la joven, que nació como fruto de una violación a una menor de 14 años y que fue criada en adopción.

El proyecto para legalizar el aborto, impulsado por grupos feministas y diversos sectores políticos, se debate desde abril pasado en comisiones en la Cámara de Diputados.

Tras años impulsando la iniciativa, su tratamiento se concretó luego de que el presidente argentino, Mauricio Macri, dejará en libertad a los legisladores de su espacio político para debatir el proyecto.

Según medios locales, hay paridad de número entre los diputados a favor y en contra de la iniciativa, con una treintena de parlamentarios aún indecisos o que no han expresado su posición públicamente.

“Esta cantidad impresionante de firmas que se presentan hoy y las que vienen en camino tienen que darle la tranquilidad a los diputados que están indecisos y que se animen a votar por las dos vidas”, dijo a Efe Marcela Campagnoli, diputada nacional de la Coalición Cívica, una de las fuerzas que integran el frente gobernante Cambiemos.

La parlamentaria resaltó que hasta ahora el debate se ha desarrollado “democráticamente y con mucho respeto”, con 738 personas de diversas posiciones que han expresado sus argumentos ante los diputados.

Campagnoli destacó que en las reuniones en comisiones “se demostró que hay vida y que la legislación argentina reconoce la vida desde la concepción y está amparada por la Constitución nacional y los tratados internacionales.

“Con este proyecto no se solucionan los problemas. Nunca la muerte puede ser una solución. La muerte siempre es un fracaso. Este proyecto, que busca solucionar los problemas de las mujeres con un aborto, no se los soluciona”, aseveró.

Remarcó que este proyecto es “un atajo” e invitó al Congreso a legislar para fomentar políticas públicas de salud, educación y de contención a la mujer embarazada y no quiere ser madre.