Buenos Aires, 14 jul (EFE).- La tasa de pobreza en Argentina creció en 2014 al 28,7 % de lo habitantes, 1,3 puntos porcentuales por encima del índice registrado en 2013, según datos difundidos hoy por la Universidad Católica Argentina (UCA).

De acuerdo al Barómetro de la Deuda Social elaborado por la UCA, “se registra un crecimiento de la tasa de pobreza tanto en hogares como en población”.

Según el informe, la pobreza en los hogares pasó del 18 % al 18,3 % entre 2013 y 2014, mientras que la incidencia de la pobreza en la población creció del 27,4 % al 28,7 %.

En tanto, para la UCA la tasa de indigencia en hogares pasó del 3,2 % al 3,4 %, mientras que la indigencia en la población aumentó del 5,4 % al 6,4 %.

Según el informe, “lamentablemente” se constata “que, pese a las medidas orientadas a la protección de los sectores más pobres, una parte importante de la sociedad todavía continúa siendo una ‘población excedente’ para el sistema en su conjunto, es decir, carece de un mínimo de condiciones dignas de subsistencia económica e integración social”.

Los datos de la Universidad Católica Argentina contrastan con las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), cuyos cálculos son cuestionados por consultores privados desde 2007, cuando el organismo oficial introdujo cambios metodológicos en varios indicadores.

De hecho, el Indec no difunde sus mediciones semestrales de la pobreza desde la primera mitad de 2013, cuando informó que la pobreza alcanzaba al 3,7 % de los hogares y al 4,7 % de la población, mientras que la indigencia afectaba al 1,5 % de los hogares y al 1,4 % de los habitantes.

El Gobierno ha cuestionado varias veces las mediciones privadas de la pobreza, incluyendo las de la UCA.

El mes pasado, la presidenta argentina, Cristina Fernández, aseguró en una conferencia internacional que la tasa de pobreza en el país estaba “por debajo del 5 % y la indigencia en 1,27 %”.