Caracas, 4 ago (EFE).- Unos 2,3 millones de niños venezolanos participan desde hoy y hasta el 15 de septiembre en el denominado «Plan Vacacional Comunitario del Vivir Bien» instaurado por el Gobierno en 2009, año en el que participaron apenas 9.000 menores.

La estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN) destacó que el plan gubernamental «se ha expandido y ahora está organizado para incluir a más de 2,3 millones de niños de entre 5 y 12 años de todo el país, con énfasis en aquellos que viven en zonas populares y en comunidades en situación de pobreza extrema».

Durante seis semanas los niños participarán en actividades de recreación, culturales y deportivas en playas, campos y ciudades.

Unos 22.000 voluntarios dirigirán las actividades, organizadas por la Vicepresidencia para el Desarrollo Social, el Ministerio de la Juventud y Deporte, el Instituto Autónomo del Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, los cuerpos de bomberos y la Oficina Nacional Antidrogas, entre otras, detalló AVN.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, saludó la iniciativa en unos mensajes que publicó hoy en la red social Twitter.

«Más de 20 mil muchachos recreando durante seis semanas las vacaciones de millones de niños y jóvenes. Felicidades» y «Solo una revolución que siembre amor y alegría podrá levantar a la juventud hacia los tiempos futuros», escribió el jefe de Estado.

El Ministerio de Educación informó de que, adicionalmente, organizó el «Plan de Turismo Social» para unos 10.000 estudiantes de la educación secundaria, de 13 a 18 años.

Los jóvenes con mejor promedio en sus calificaciones en cada uno de los 24 estados del país «viajarán con su familia a un destino de América Latina», en tanto que quienes hayan obtenido «el mejor promedio de cada municipio» disfrutarán, asimismo en compañía de sus familiares, «de un destino turístico nacional», dijo el Ministerio.

El grueso de los 10.000 jóvenes formarán parte a su vez del «Plan de Turismo Productivo» y «recorrerán espacios como fincas, fábricas y la Faja Petrolífera» del Orinoco «para aprender en la práctica cómo es el trabajo de campesinos y obreros en las zonas agrícolas e industriales del país», destacó la información oficial.