Lima, 9 abr (EFE).- Perú llegó este viernes a un total de 54.285 fallecidos por la covid-19, tras sumar es viernes otros 307 decesos, varios de ellos por falta de oxígeno medicinal mientras se cambiaba este sistema en los hospitales de la localidad norteña de Talara.

La crítica situación que afronta el sistema sanitario de muchas ciudades del país se vio reflejada por estas muertes presentadas en hospitales del Seguro Social y del Ministerio de Salud en la provincia norteña de Talara.

El alcalde de esa localidad, José Vitonera Infante, aseguró a la emisora RPP que recibió el reporte de 28 fallecidos, aunque antes la oficina de la Defensoría del Pueblo señaló que fueron, al menos, trece las personas que murieron por este motivo.

El representante de la Defensoría César Orrego informó en RPP que los pacientes fallecieron mientras se cambiaba el sistema de oxigenación, luego de que el tanque que abastece de este insumo a los hospitales de Talara quedara vacío.

OTROS 5.305 INFECTADOS Y 307 DECESOS

Tras sumar en las últimas 24 horas otros 5.305 infectados, la cifra total de casos llegó a 1.626.519, mientras que otros 10.722 recuperados también elevaron a 1.547.807 el total de personas dadas de alta en un centro médico o que ya cumplieron con su período de cuarentena domiciliaria.

De esa manera, en Perú hay actualmente 26.427 casos activos de la enfermedad, de los cuales 14.199 están hospitalizados y 2.313 de estos en unidades de cuidados intensivos (UCI).

Hasta el momento se ha vacunado a 642.151 personas, de las cuales 385.765 ya han recibido dos dosis de los laboratorios Sinopharm y Pfizer que se están aplicando en el país al personal sanitario, militares, policías, bomberos y adultos mayores de 80 años.

MEDIDAS EXCEPCIONALES POR ELECCIONES

Este viernes el presidente de Perú, Francisco Sagasti, reafirmó que ante el duro embate de la segunda ola de la pandemia, las autoridades electorales han tomado medidas excepcionales para asegurar que el proceso de sufragio sea seguro para los ciudadanos.

Detalló que para evitar aglomeraciones se amplió el número de locales de votación de 4.500 a más de 11.600, se amplió el horario de votación de 8 a 12 horas y se estableció un horario con prioridad para los adultos mayores y personas vulnerables.

Aseguró que, además, se han reforzado los protocolos de seguridad sanitaria, con la obligación de usar mascarillas, la toma de temperatura, desinfección con alcohol y el mantenimiento de puertas y ventanas abiertas de los locales de votación.

Tras convocar a sus compatriotas para que asistan a sufragar, Sagasti afirmó que Perú afronta «uno de los momentos más difíciles y críticos de su historia» con «la salud, la política, la economía, e incluso la moral y la ética» en crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *