Santiago de Chile, 17 dic (EFE).- La economía peruana cerrará el 2015 con un crecimiento del 2,8 %, mejor que el 2,4 % anotado el año anterior, mientras el próximo año puede ser aún mejor, con una expansión del 3,4 %, destacó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En su Balance Preliminar de las economías de la región, presentado hoy en Santiago de Chile, la Cepal señala que en los primeros nueve meses de este año el PIB peruano creció un 2,6 % interanual, sustentado en el dinamismo de dos sectores que habían caído el año anterior, la Pesca y la Minería metálica.

En cambio, el sector manufacturero se contrajo debido a la desaceleración del consumo privado y público y a la caída de la inversión, fenómeno que afectó también a la Construcción, que se contrajo un 7,1 % interanual en el período.

El PIB por habitante cerrará el 2015 con una expansión del 1,5 %, mientras la inflación se situará en una tasa del 3,7 % y la tasa de desempleo en un 6,5 %.

El informe matiza, respecto del empleo, que en los primeros tres trimestres del año el desempleo en Lima fue del 6,8 %, superior al 6,1 % registrado en igual periodo de 2014,

Las exportaciones de bienes y servicios supusieron unos 39.369 millones de dólares, que se comparan con los 45.407 millones anotados el año anterior, mientras las importaciones cayeron desde 48.483 millones de dólares en 2014 a 44.730 millones en 2015.

En ese contexto la cuenta corriente de la balanza de pagos cerrará el año con un saldo negativo de 8.201 millones de dólares, pero la cuenta de capital y financiera lo hará con un superávit de 8.061 millones, por lo que la balanza global tendrá un saldo negativo de sólo 140 millones de dólares.

Para el próximo año, la Cepal prevé para Perú un aumento del PIB del 3,4 %, sobre la base de incrementos de la producción minera y pesquera, que impulsarían la exportación de bienes, en un contexto de desaceleración paulatina del consumo privado y el estancamiento de la inversión privada.