Santiago de Chile, 23 abr (EFE).- Representantes del mundo de la cultura, la educación y la política, como los escritores Jorge Edwards y Antonio Skarmeta, participaron hoy en la capital chilena en una lectura ininterrumpida de «Don Quijote de la Mancha» con motivo del Día Internacional del Libro.

«El Quijote es un libro que debieran leer los jóvenes», dijo el novelista y diplomático Jorge Edwards, a quien correspondió iniciar la lectura del texto que comienza con la famosa frase: «En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…».

En la lectura maratónica de «El Quijote», que fue inaugurada por el embajador de España, Carlos Robles Fraga, y el rector de la Universidad de Santiago de Chile, Juan Manuel Zolezzi, están apuntados más de 600 lectores voluntarios.

Esta actividad, que lleva décadas celebrándose en España y otros lugares del mundo, atrae en Chile por tercer año consecutivo a amantes de la historia universal del personaje de Cervantes que circula desde 1605.

Además de la lectura ininterrumpida durante un día completo desde las 12:00 horas de este jueves (15:00 GMT), el programa cuenta con entrevistas, análisis y transmisión en vivo del acto en Radio Universidad de Santiago.

La lectura maratónica de El Quijote, que está orientada a promover la lectura de este clásico universal, coincide con el día promulgado por la Unesco para conmemorar a tres ilustres escritores: Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega.