Asunción, 17 dic (EFE).- El ministro del Interior paraguayo, Francisco de Vargas, dijo hoy que se fortalecerá la seguridad prevista para la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, que se celebrará el lunes en Asunción, ante la posibilidad de que se vea afectada por la huelga general convocada por los sindicatos para esa fecha.

Varias centrales sindicales han convocado una huelga general para el 21 y 22 de diciembre (lunes y martes), que se espera tenga especial incidencia en el transporte público de la capital.

«Vamos a disponer todo lo necesario en materia de seguridad (..) Los cordones serán fortalecidos. Si hay incidencia de esta huelga con la Cumbre del Mercosur, la Policía tendrá que hacer uso del cien por ciento de sus efectivos y de todos sus recursos legales y constitucionales», declaró el ministro en rueda de prensa.

La huelga es la segunda convocada por los sindicatos paraguayos durante el Gobierno que preside Horacio Cartes, que asumió en agosto de 2013.

Los sindicatos convocantes piden un ajuste salarial del 25 % para los trabajadores del sector público y privado, el control del precio de la canasta familiar por parte del Estado, la reducción de la tarifa del transporte público y jubilaciones dignas, entre otros puntos.

A la cumbre de Asunción acudirán el presidente de Paraguay, Horacio Cartes; de Venezuela, Nicolás Maduro; de Brasil, Dilma Rousseff; de Argentina, Mauricio Macri, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, todos como máximos representantes de los cinco países miembros de Mercosur.

También estará presente Evo Morales como presidente de Bolivia, país en trámite de adhesión al bloque.

Durante la cumbre, Paraguay cederá la presidencia temporal del bloque a Uruguay, que la asumirá por seis meses.