Asunción, 27 oct (EFE).- Paraguay recibió hoy de manos de Chile la presidencia temporal de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) durante la apertura de la decimotercera conferencia del ente continental, que se celebra hasta el viernes en Asunción.

La nueva presidenta, María Elena Wapenka, miembro del Tribunal Superior de Justicia Electoral paraguayo, se comprometió a continuar con la preservación de los procesos democráticos en el continente, tras el traspaso realizado por Patricio Valdés, presidente del Tribunal Calificador de Elecciones de Chile.

«En todas las presidencias (…) siempre se ha insistido en el mismo predicamento de nuestra fe inquebrantable en la democracia como subtítulo insustituible de la unión y que debe repetirse en forma insistente», dijo Valdés en su último discurso al frente de Uniore.

Wapenka añadió que impulsará «con fuerza y convicción» los proyectos de la institución y buscará el apoyo de los organismos electorales de los países miembros.

Agregó que en su opinión se han producido «avances significativos» en los procesos electorales en Latinoamérica, pero advirtió que «aún resta mucho por hacer en la tarea por consolidar la democracia en nuestra región y por perfeccionar la labor técnica de los organismos electorales».

«El escenario latinoamericano actual (…) inyecta el optimismo necesario para seguir colaborando en la meta por desterrar definitivamente de nuestros países procesos electorales poco transparentes que pisoteaban la voluntad popular expresada en el sufragio», afirmó durante su discurso.

En ese sentido, aludió a los principios fundamentales de Uniore desde su fundación en 1991 como pilares fundamentales para su mandato.

De este modo, destacó la cooperación entre organismos electorales, el intercambio de información, la observación electoral, la promoción de sistemas electorales seguros, eficientes y democráticos y el apoyo y asistencia a los integrantes de Uniore.

«Uniore debe seguir siendo un centro permanente de generación de pensamiento y reflexión acerca de las condiciones para preservar y enriquecer la actividad democrática en nuestras sociedades, así como un espacio para el aprendizaje recíproco», detalló Wapenka.

En el acto también participó el director ejecutivo del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), José Thompson, quien destacó que las asociaciones de organismos electorales como Uniore «son un vehículo ideal para compartir avances y también preocupaciones».

«Se ha avanzado en la consolidación de los organismos electorales como instituciones técnicamente capacitadas para la organización y el desarrollo de procesos electorales libres y democráticos. No obstante, las formas de organización y representación política se ven cuestionadas ante el ímpetu de nuevas realidades», indicó Thompson.

Uniore es una entidad no gubernamental integrada por organismos electorales de 24 países de todo el continente americano, destinado a intercambiar información sobre procesos electorales entre los países miembros con el objetivo de consolidar la democracia mediante el sufragio, según la organización.

Paraguay ostentará la presidencia de Uniore hasta 2018, la segunda ocasión en que preside el organismo electoral interamericano.