La Paz, 1 dic (EFE).- El juez boliviano Ricardo Pinto ordenó hoy la reclusión preventiva de la exministra de Desarrollo Rural Julia Ramos, acusada de supuesta corrupción con un fondo creado para financiar proyectos de pueblos indígenas, informó la fiscalía.

El magistrado instruyó que Ramos sea recluida en la cárcel de mujeres de Obrajes, situada en la zona sur de La Paz, indicó a los medios uno de los fiscales del caso, Angelo Saravia.

Ramos fue parte en 2009 del Gobierno que preside Evo Morales en el cargo de ministra de Desarrollo Rural y también fue una de las máximas dirigentes de la Confederación de Mujeres Campesinas.

La exministra es acusada de haber aprobado el financiamiento de ocho proyectos para indígenas por un valor superior a un millón de dólares, pero que no se concretaron.

La Fiscalía ha acusado a la exfuncionaria de los supuestos delitos de incumplimiento de deberes y de contratos y de legitimación de ganancias con afectación al Estado.

Ramos pasará al penal desde las celdas policiales en que se encontraba aprehendida desde el pasado jueves.

El Fondo para el Desarrollo Indígena Originario Campesino (Fondioc), creado por Morales y que se financiaba con recursos que el Estado cobra a las petroleras, fue intervenido a principios de este año tras descubrirse irregularidades en su gestión.

Los interventores detectaron un fraude económico por valor de 14,6 millones de dólares, un monto que fue entregado a organizaciones indígenas para más de 200 proyectos de desarrollo, muchos de los cuales nunca se llevaron a cabo.

Por este caso dimitió en agosto pasado la entonces ministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, muy cercana a Morales y quien presidía el Fondioc.