La Paz, 27 jul (EFE).- Una juez boliviana revisó hoy su decisión de enviar a prisión a tres mineros y un periodista acusados de haber causados destrozos en protestas registradas el pasado miércoles en apoyo a la región de Potosí (suroeste), y decidió liberales bajo medidas sustitutivas mientras se continúa investigando el suceso.

En una audiencia celebrada en La Paz, la juez Lía Cardozo decidió otorgar medidas sustitutivas a la privación de libertad a los mineros Fabián Choque Uño, Agustín Mendoza Mamani y Jorge Coparico Colque, y al periodista potosino Juan Carlos Paco Veramendi.

Cardozo explicó que los imputados presentaron documentos que acreditan que tienen trabajo y vivienda en Potosí, demostrando que no existe riesgo de fuga.

Los cuatro, que estaban recluidos desde la semana pasada en la cárcel de San Pedro en La Paz, tienen prohibido salir del país y deben presentar un garante personal y además deberán asistir todos los lunes al Ministerio Público en Potosí.

Los cuatro imputados fueron identificados como los autores directos de haber dinamitado la puerta del Ministerio de Gobierno y allanar sus instalaciones destrozando sus ventanas a pedradas durante una protesta el pasado miércoles en La Paz.

El Gobierno acusó a los manifestantes de haber dinamitado instalaciones policiales, dos vehículos oficiales y causar daños que terminaron con incendios en la Embajada de Alemania y en un hotel de propiedad de la Policía, entre otras denuncias.

La liberación de los detenidos era una condición que ponían los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) para continuar dialogando con las autoridades sobre la veintena de demandas de desarrollo regional por las que se cumplen una huelga y bloqueos de carreteras en Potosí desde hace 22 días.

Las negociaciones avanzaron el fin de semana con los primeros acuerdos para hacer estudios sobre dos plantas hidroeléctricas que exige Potosí, una sobre el río Yura, y otro sobre el Pilcomayo, cuyas aguas llegan a Argentina y Paraguay.

El diálogo hoy estaba sujeto a los resultados de la audiencia en que los abogados defensores de los cuatro acusados iban a apelar la decisión inicial de su detención preventiva.

Tras conocer la decisión de la juez Cardozo, los líderes de Comcipo y los ministros del presidente Evo Morales acordaron reanudar el diálogo en cinco comisiones que analizarán las demandas sociales, de infraestructura, producción, minería y medioambiente, informó el Ministerio de la Presidencia.

Los potosinos esperan que los acuerdos que alcancen con el Gobierno sean avalados mediante decretos firmados por Morales, quien ha descartado de plano una reunión con ellos.

El mandatario ha acusado a los dirigentes potosinos de liderar una lucha política al plantear el federalismo en supuesta coincidencia con dos opositores que están asilados en Paraguay y en EE.UU., lo que rechazó el presidente de Comcipo, Jhonny Llally.