Lima, 15 dic (EFE).- Un grupo de organismos no gubernamentales señaló hoy que durante el Gobierno del presidente Ollanta Humala, cuya gestión termina en julio próximo, los conflictos sociales no solo se mantuvieron sino que se agudizaron en Perú.

Las ONG ambientalistas CooperAcción, Fedepaz y Grufides presentaron hoy el 17 reporte Observatorio de Conflictos Mineros (OCM), referido al segundo semestre de 2015, que señala que entre abril y octubre pasado hubo unos 214 de estos conflictos.

Asimismo, las ONG realizaron un balance del trabajo ejecutado por el actual Gobierno, que concluirá su mandato en julio próximo, para enfrentar y prevenir los conflictos relacionados en su mayoría con la minería.

El director ejecutivo de la ONG Fedepaz, David Velazco, explicó a Efe que el Ollanta Humala deja tras cinco años de Gobierno un total de 51 muertos y 1.600 heridos por conflictos sociales, según datos obtenidos de la Defensoría del Pueblo y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Entre los conflictos mineros más representativos del 2015 se encuentran las violentas protestas en la región sureña de Arequipa ocasionadas por el rechazo de varios frentes civiles al proyecto minero cuprífero Tía María, de la mexicana Southern Copper, que dejaron a inicios de año cuatro muertos y alrededor de 200 heridos.

Le sigue la protesta ocurrida en setiembre pasado en contra del proyecto minero cuprífero Las Bambas, en la región sureña de Apurímac, y que culminó con tres muertos, 24 heridos y 21 detenidos.

Según Velazco, uno los factores que intensificó los enfrentamiento en estos años fue el aumento del estigma hacia los protestantes, asesores de ONG y organizaciones internacionales por parte del Gobierno al llamarlos terroristas y conflictivos.

El director ejecutivo de Fedepaz añadió que “las normas con las que el Gobierno promueve la inversión a toda costo” se convertirán en futuros conflictos, al dejar de lado los estándares ambientales y los derechos de las personas.

“Las normas 30230 y la 30327 permiten realizar modificaciones sencillas en corto tiempo a estudios de impacto ambiental lo que puede llevar a irregularidades como la que ya ocurrió en Las Bambas, donde el informe técnico se modificó sustancialmente”, señaló Velazco.

Durante la presentación del OCM, las ONG ambientalistas pidieron a los candidatos para las elecciones generales de 2016 ser responsables con sus promesas electorales respecto a temas que involucren a la minería a fin de no ocasionar conflictos por promesas no cumplidas.