La Paz, 25 jul (EFE).- El Defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, que terminará su mandato en mayo, afirmó hoy que el incendio sufrido en su casa esta madrugada es un atentado que será denunciado ante instituciones internacionales de la defensa de los derechos humanos.

Villena tildó de “atentado” y “hecho político delictivo” el incendio que afectó las plantas y árboles que forman un muro en su casa, como ocurrió por primera vez el 8 de marzo pasado.

“Esta siniestra y artera acción que afecta principalmente la tranquilidad y la seguridad de mi familia no va a acobardarme, como nunca lo han hecho las presiones, insultos, mentiras, amenazas veladas y acusaciones sin fundamento que he recibido en los últimos años por el solo hecho de defender los derechos de las personas”, señaló el funcionario en un comunicado.

Según el Defensor, el atentado busca acallarlo e impedir su “intervención en temas sensibles que involucran a altas autoridades del poder político en el país”.

Como la primera vez, Villena no se encontraba ayer en su casa.

El Defensor del Pueblo exigió a autoridades como el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, que le otorguen garantías constitucionales y legales, que se proteja su vida y la integridad de su familia y se explique por qué la investigación del anterior incendio no ha tenido resultados hasta ahora.

Asimismo, señaló que de continuar estas acciones que amenacen su vida y la de su familia, “la primera responsabilidad recaerá en las autoridades políticas que sin ningún reparo se han dado a la tarea de perpetrar ataques sistemáticos contra su gestión y su trabajo”.

Según el Defensor, la Policía y el Ministerio de Gobierno “se han negado y se niegan a realizar las investigaciones adecuadas y brindar la protección pertinente”.

Villena, que cumplirá el 13 de mayo seis años de mandato y será relevado del cargo, ha tenido varios enfrentamientos con el Gobierno del presidente Evo Morales por su posición crítica respecto de varias de sus decisiones sobre temas indígenas, la niñez, la mujer y la protección de parques naturales.

El Gobierno ha acusado a Villena de sintonizar sus críticas con las hechas por la oposición y ha considerado que su gestión fue “lamentable” porque, según las autoridades, el funcionario no tuvo equilibrio en sus observaciones frente al Estado.

El Parlamento habilitó en las últimas horas a 64 de las 163 personas que se presentaron a la convocatoria para dirigir la Defensoría del Pueblo, de los que 30 son mujeres y 34 son hombres.