Asunción, 15 oct (EFE).- La región de la Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay fue declarada hoy de interés turístico, con el fin de “consolidar los espacios de articulación regional y promover el desarrollo regional y enfrentar la pobreza y la exclusión social”, según la declaración aprobada por el Mercosur.

El acuerdo fue suscrito por los ministros de Turismo de los tres países durante un encuentro de autoridades turísticas de los países del Mercado Común del Sur (Mercosur) celebrado en Paraguay, país que ostenta la presidencia semestral del bloque hasta finales de año.

El texto fue firmado además por el vicepresidente paraguayo, Juan Afara; el secretario ejecutivo de relaciones con los miembros de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Carlos Vogeler; y los gobernadores Justo Zacarías Irún, del departamento de Alto Paraná (Paraguay), y Maurice Fabián Closs, de Misiones (Argentina), que actuaron en calidad de testigos.

La declaración reconoce el turismo como “motor de desarrollo económico-social de la región y medio de alivio a la pobreza” y define a la Triple Frontera como un “espacio vital para la integración económica y la unión política de América”.

Además, compromete a los Gobiernos a “incentivar el flujo turístico mediante la difusión de materiales informativos sobre los eventos culturales” que tengan lugar en la región.

La titular de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur), Marcela Bacigalupo, expresó a Efe que la declaración de interés turístico es el “marco ideal” para favorecer el desarrollo turístico comercial e industrial” de la región.

Afirmó además que la localidad paraguaya de Ciudad del Este, segunda urbe del país, busca ofrecer una variedad de productos turísticos más allá del turismo de compras que atrae a gran parte de los visitantes brasileños.

La Triple Frontera es un espacio geográfico con cerca de 2.500 kilómetros cuadrados de superficie donde convergen los límites entre Argentina, Paraguay y Brasil y que coincide con la desembocadura del río Iguazú en el río Paraná.

En este área se ubican las ciudades de Foz do Iguaçú (Brasil), Ciudad del Este (Paraguay) y Puerto Iguazú (Argentina), comunicadas entre sí por el puente Tancredo Neves que une Puerto Iguazú con Foz do Iguaçú sobre el río Iguazú, y el Puente de la Amistad que comunica Ciudad del este con Foz do Iguaçú, sobre el río Paraná.

La zona de la Triple Frontera es además la puerta de entrada a las cataratas del Iguazú, visitadas cada año por millones de turistas, y que en 1986 se convirtieron en Patrimonio Natural de la Humanidad, y en 2011 en una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

Sólo el lado brasileño recibió la visita de 1,5 millones de turistas en 2014, un 38 % más que en el año anterior.

Asunción acoge desde hoy la XVI Reunión de Ministros de Turismo del Mercosur en la que, además de representantes de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, los países miembros del bloque, participa una delegación de Chile, Estado asociado, y Bolivia, en trámites de adhesión.