Bogotá, 28 mar (EFE).- El negociador plenipotenciario de la delegación del Gobierno en los diálogos de paz con las FARC, el general en retiro Jorge Mora Rangel, aseguró hoy que los acuerdos alcanzados en La Habana no amenazan en nada el futuro de la Fuerza Pública o de las instituciones.

“Estoy en la Mesa con mis convicciones, con mis argumentos, con el carácter de siempre, esa es mi forma de actuar en la Mesa de La Habana”, manifestó Mora Rangel al intervenir ante miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional en el Fuerte Militar de Larandia, en el departamento del Caquetá (suroeste).

El negociador plenipotenciario dijo además que en los acuerdos parciales alcanzados en el proceso de paz que se adelanta en Cuba desde hace más de dos años, no hay nada que comprometa el futuro de la Fuerza Pública, las instituciones o la democracia colombiana.

“Yo no veo por ningún lado que haya una amenaza a la seguridad social de nuestras Fuerzas. No veo esa amenaza. No la veo por ninguna parte”, destacó el general retirado.

Agregó: “no está en peligro nuestro futuro, no está en peligro nuestro sueldo de retiro, no está en peligro la salud, ni las viviendas, ni todo lo que hemos tenido, se los digo aquí de todo corazón: no veo el peligro”.

Mora Rangel se refirió al malestar que ocasionó en algunos sectores, incluyendo el de los generales retirados, su salida parcial de la Mesa de La Habana, según el presidente Juan Manuel Santos para participar en una campaña de divulgación sobre los avances de las negociaciones, por lo cual permanecería parte del tiempo en Colombia.

El vicealmirante Luis Carlos Jaramillo Peña, de la Armada; el mayor general del Ejército, Víctor Julio Álvarez y el mayor general Ricardo Rubianogroot, de la Fuerza Aérea Colombiana, renunciaron a asesorar al Comando Estratégico de Transición del Ministerio de Defensa, por la medida tomada por el presidente Santos.

Los ahora ex asesores sostuvieron que esa situación es “perjudicial para la negociación y en particular para con la Fuerza Pública” pues “deben existir motivos diferentes a los expuestos” para que se haya tomado esta decisión.

Sin embargo, Mora Rangel Mora Rangel fue claro al subrayar que en las negociaciones de paz que se llevan a cabo en Cuba, no encuentra “absolutamente nada que nos perjudique, que nos preocupe, que ponga en riesgo el sistema democrático colombiano, o el sistema económico, o que ponga en riesgo las instituciones”.

Agregó: “yo personalmente tengo mi consciencia tranquila de que nos la hemos jugado por el país, pero más por ustedes y nuestras Fuerzas Armadas”, puntualizó.