Santiago de Chile, 24 jul (EFE).- Un trabajador contratista de la Corporación del Cobre (Codelco) de Chile murió tras recibir un disparo en incidentes ocurridos en la madrugada de este viernes en el yacimiento El Salvador, en la norteña región de Atacama, informaron autoridades de la zona y fuentes sindicales.

Isaías Zavala, alcalde de la localidad de Diego de Almagro, vecina al yacimiento, dijo a radio Bío Bío que la muerte del trabajador, a quien identificó como Nelson Quichillao López, operario de la empresa contratista Geovita, ocurrió durante un enfrentamiento entre los huelguistas y carabineros (policías militarizados), que trataban de levantar los bloqueos de la ruta a la mina.

El Salvador es el único yacimiento de Codelco que continúa bloqueado por contratistas, que el pasado martes iniciaron un paro y movilizaciones exigiendo negociar directamente con la minera estatal la renovación de un Acuerdo Marco que rige las condiciones laborales del sector.

El primer día, las protestas se extendieron a los ocho yacimientos pertenecientes a la principal productora mundial de cobre, pero el miércoles en siete de ellos se normalizaron las operaciones y sólo El Salvador continuó paralizado, con un perjuicio económico de medio millón de dólares diarios para la compañía.

El alcalde Zavala dijo que Quinchillao López recibió un disparo en la ingle y que otros manifestantes resultaron heridos y sostuvo que el uso de armas de fuego por parte de la Policía provocó «consternación y enojo» entre los habitantes de la zona, afectados aún por los estragos causados el pasado marzo por los aluviones que afectaron a la región.

Por su parte, Carabineros afirmó oficialmente que el trabajador murió cuando los agentes se defendieron de un ataque con maquinaria pesada.

Según el informe, miembros de sus fuerzas especiales llegaron al kilómetro 2 de la ruta que une a El Salvador y Diego de Almagro, donde un grupo de contratistas levantó barricadas como protesta por la negociación del Acuerdo Marco.

Agregó que el personal policial fue atacado con maquinaria pesada, específicamente dos cargadores frontales que habrían sido sustraídos a Codelco, con los que habrían intentado atropellar a un carabinero que se encontraba en el suelo.

Carabineros detalló que ello motivó una reacción de tres efectivos policiales, que usaron sus armas para detener el avance de la maquinaria pesada sobre el policía caído, luego de varios llamados a deponer la acción.

En tanto, el ministro del Interior, Jorge Burgos, lamentó la muerte del contratista y señaló que la investigación de los hechos estará en manos de la fiscalía local, además de una investigación interna de Carabineros.

«Todos los elementos que sean necesarios para la investigación serán entregados por Carabineros y la empresa al fiscal que realizará esta investigación», dijo Burgos.

«Sin prejuicio de lo cual también en la institución policial se ha iniciado un sumario administrativo», agregó.

Codelco lamentó el fallecimiento de Nelson Quichillao y aseguró «confiar» en que «que prontamente se esclarezcan estos hechos», además de llamar «encarecidamente a restablecer la cordura en nuestra convivencia diaria y compartir posiciones en un marco de tolerancia y respeto».

En un comunicado, la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), que agrupa a unos 20.000 contratistas de Codelco, repudió la «brutal fuerza ejercida por las fuerzas especiales de Carabineros» y entregó sus condolencias a la familia, amigos y cercanos de Quichillao.

A su vez, la Federación de Trabajadores del Cobre, que agrupa a los funcionarios de Codelco, exigió en una declaración pública iniciar una «acuciosa» investigación sobre las circunstancias y responsables de la muerte del trabajador.

«Exigimos los más altos estándares de justicia y del debido proceso para esclarecer los hechos y responsabilidades por la pérdida de la vida de un trabajador», señaló.