Buenos Aires, 25 abr (EFE).- Autoridades y empresarios iberoamericanos destacaron hoy, durante el Encuentro Empresarial Iberoamericano celebrado en Buenos Aires, la importancia de garantizar y explotar la «movilidad del talento» de los trabajadores, para generar riqueza en el mundo globalizado.

En el primer panel del foro, organizado por la Cámara Española de Comercio de la República Argentina, el director del BID-INTAL (Banco Interamericano de Desarrollo e Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe), Gustavo Béliz, destacó que actualmente el valor del «conocimiento» y la «inteligencia» están «modificando abruptamente el panorama de comercio».

En ese contexto, es necesaria la integración de los mercados pero también garantizar la movilidad del personal y la transferencia tecnológica, destacó.

Para garantizarla son esenciales las «alianzas público-privadas pero también las publico-públicas», según Béliz.

Frente a las oportunidades que representa la transferencia de personal, como rellenar vacantes que exigen perfiles que no se encuentran en algunos países, hay problemas como la mayoritaria percepción «negativa» en la Unión Europea (UE) sobre la presencia de ciudadanos de fuera del bloque.

Sin embargo, según los datos del Eurobarómetro, en España la tendencia es inversa, ya que hay un 57 % de opinión positiva.

La movilidad significará, «a futuro, sociedades mejores», dijo la subdirectora General de Banco Santander, Alejandra Kindelán, en el panel moderado por Eduardo Rodríguez Rovira, secretario de la Fundación Iberoamericana Empresarial.

La experiencia laboral internacional aporta una «sensibilidad a temas globales» que «no se puede robotizar» y genera un valor agregado para los profesionales, sostuvo Kindelán, para quien «cuanto más» se favorezca la eliminación de las barreras «mejor».

De los desafíos para los emprendedores, a los cuales les resulta «crítico» la flexibilización en movilidad, habló la directora General de Endeavor Argentina, Gabriela Macagni.

Rogelio Pla, director de Relaciones Institucionales Internacionales de Planeta Formación y Universidades, abordó la importancia de la formación académica en el contexto globalizado, que plantea un escenario más «complejo» para quienes buscan insertarse en el mercado laboral, pero también oportunidades de tener una «visión global».

Así, se refirió al programa de intercambio universitario europeo Erasmus.

Manuel Alabart, vicepresidente de la empresa de ingeniería industrial Técnicas Reunidas, destacó la iniciativa de la compañía para sacar el «intercambio de personal altamente cualificado» del marco de las leyes de extranjería y pasarlo al Ministerio de Trabajo, de forma que se habiliten ingresos al país más ágiles.

También en la mesa de apertura, el secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, recordó que las empresas españolas han permanecido en el país en los momentos de mayor dificultad.

Mientras que el director de la Fundación Iberoamericana Empresarial, Miguel Ángel Cortes, pidió «más coordinación iberoamericana».

En el mismo sentido se pronunciaron el embajador de España en Argentina, Estanislao de Grandes, y su homólogo del país suramericano en Madrid, Ramón Puerta.

Por su parte, la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan aseguró que no conoce «ninguna comunidad» internacional cuyas relaciones tengan tanta «densidad social» como las de Latinoamérica y los países de la península Ibérica, aunque ese vínculo hay que «enfatizarlo».

Justo antes inauguró el encuentro el presidente argentino, Mauricio Macri, quien pidió a los empresarios españoles que «amplíen» sus inversiones en el país.

El evento se prolongará hasta mañana y a él se sumarán, entre otros, la canciller argentina, Susana Malcorra; el embajador de la Unión Europea en Argentina, José Ignacio Salafranca; la directora de Estrategia Global de Asuntos Públicos de Telefónica, Trinidad Jiménez; y el presidente Ejecutivo de BBVA-Francés, Martín Zarich.