Santiago de Chile, 29 may (EFE).- La alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, visitará este martes Chile con el objetivo de impulsar la alianza entre la UE y América Latina en medio de un contexto mundial que plantea numerosos desafíos para ambas regiones.

La jefa de la diplomacia comunitaria desarrollará este martes una intensa agenda de actividades que incluye una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, tras lo cual ambas autoridades ofrecerán una rueda de prensa.

Además, Mogherini dictará una conferencia magistral en la sede de la Cancillería chilena titulada «EU and Latin America. Partners in a global world» (La Unión Europea y Latinoamérica. Socios en un mundo global).

Asimismo, la alta representante encabezará un encuentro organizado por la Universidad de Chile y la Delegación de la Unión Europea en Chile con motivo del 30º aniversario de Erasmus, el programa comunitario que además de propiciar la movilidad de los estudiantes europeos, promueve la cooperación con terceros países.

Convencida de que «unas relaciones fuertes y mutuamente satisfactorias» con América Latina y el Caribe «son una prioridad en la agenda de la Unión Europea», la alta representante previsiblemente abordará durante su estancia en Santiago asuntos referidos a la agenda internacional, como el neoproteccionismo comercial, la crisis de los refugiados o la amenaza terrorista.

Y también cuestiones de la agenda bilateral, que incluye las negociaciones para modernizar el Acuerdo de Asociación UE-Chile, que data de 2002 y que están pendientes del mandato que el Consejo dará en septiembre a la Comisión Europea, o asuntos de cooperación, como la diversificación económica y la productividad, o la educación superior y la movilidad.

La UE, que ya ha iniciado las negociaciones para modernizar otro tratado comercial, con México, que se remonta al año 2000, quiere incluir temas nuevos, como los contratos públicos, el desarrollo sostenible, la energía y las políticas para propiciar la igualdad de la mujer.

Para Chile, ampliar el alcance del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea «representa una prioridad», toda vez que con un intercambio comercial en torno a los 17.500 millones de dólares, la UE es el tercer socio comercial de su país, después de China y Estados Unidos.

Con 26 tratados comerciales con 64 países que representan el 86 % del PIB global, Chile se ha distinguido además por impulsar la apertura comercial.

Y en su condición de presidente temporal de la Alianza del Pacífico, en marzo pasado convocó a sus socios (México, Colombia y perú) y a los firmantes del Acuerdo Transpacífico de cooperación Económica (TPP) para debatir sobre el futuro del libre comercio y la apertura de mercados.

Asuntos como el proceso de paz en Colombia, la crisis política y económica en Venezuela, la situación en Brasil también serán abordados probablemente por la alta representante de la UE, así como los preparativos de la próxima cumbre entre la UE y la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac), que se celebrará en San Salvador los días 26 y 27 de octubre próximo.