Montevideo, 23 abr (EFE).- Miles de trabajadores uruguayos marcharon hoy por el centro de Montevideo convocados por más de diez sindicatos coordinados por la central PIT-CNT en contra de la adhesión del país al acuerdo internacional para liberalizar el comercio de servicios, conocido como TISA, entre otras peticiones.

«Hay un grado importante de secretismo en la negociación del TISA. Nosotros somos democráticos. Creo que al plantear que eso sea parte de una discusión pública, contribuimos a que el tema se debata, se discuta y que todo el mundo se informe para tener todos los elementos», reclamó Marcelo Abdala, coordinador del PIT-CNT.

En este sentido, el también coordinador de la central sindical, Fernando Pereira, consideró que Uruguay es «un país muy pequeño, pero que también puede defender sus derechos en bloques con otros», como alternativa al TISA.

«Sería retardatario para la política internacional uruguaya, que debería centrarse en el Mercosur, y a partir del Mercosur hacer tratados bilaterales que permitan el comercio de servicios, pero sin perder ningún derecho de soberanía nacional», evaluó.

El TISA es una iniciativa abierta a todos los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) interesados en liberalizar más el comercio de servicios.

El tratado cubre los sectores relacionados con los servicios, incluidos las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), la logística y el transporte y los servicios financieros o para las empresas.

Por su parte, el PIT-CNT defiende que se fortalezca la industria nacional y las empresas públicas para que sean capaces de atender la demanda de servicios y generar empleos «sin riesgos».

Las negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre el comercio de servicios comenzaron en marzo de 2013 entre la Unión Europea y otros 24 miembros de la OMC, que representan el 70 % del comercio global de servicios.

En ese mismo año, Uruguay expresó su interés de unirse a las conversaciones y el pasado septiembre envió su solicitud formal para participar.

Si bien el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, señaló esta semana que «no hay nada firmado» con respecto a este tema, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, se mostró recientemente partidario de «avanzar por el camino» del TISA, al que definió como «una gran oportunidad».

Con relación a la protesta de la central sindical, el expresidente y senador José Mujica declaró hoy a la prensa que los uruguayos necesitan entender que están «en la periferia del mundo, no en el ombligo».

«¿Usted cree que el Grupo de los 20 se va a impresionar por un paro del PIT-CNT? No, no existimos», remarcó.

La manifestación de hoy reclamó además la reducción de la jornada laboral, la desvinculación del IRPF (Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas) de la paga extra, el apoyo a las empresas gestionadas por sus propios empleados y el aumento salarial a los obreros.

Según el PIT-CNT, cerca de 30.000 personas marcharon por la avenida principal de Montevideo, 18 de Julio, representando a sindicatos de sectores de la industria, empresas estatales y empresas autogestionadas en un paro parcial.

Durante la proclama del acto, los coordinadores de la central sindical rindieron homenaje al escritor Eduardo Galeano, fallecido la semana pasada.

«También está presente aquí con nosotros un gigante de las letras, pero un gigante de América Latina y de las mejores causas populares como es Eduardo Galeano, orador central de nuestro 1 de mayo de 2011», recordó entre aplausos Abdala.