Cartagena, 29 oct (EFE).- El presidente dominicano, Danilo Medina, llamó hoy a sus colegas en XXV Cumbre Iberoamericana a trabajar juntos para cambiar el futuro de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, conocidos como los ‘ninis’, y convertirlos, dijo, en una generación de “sisis”.

“Estamos decididos a sumarnos a programas e iniciativas orientadas a transformar el futuro de nuestros jóvenes”, afirmó Medina durante su intervención ante la Cumbre celebrada en Cartagena (Colombia).

El jefe de Estado dominicano hizo referencia a un reciente informe del Banco Mundial (BM), que revela que en América Latina más de 20 millones de jóvenes ni estudian ni trabajan.

“No podemos permitir que estos 20 millones de jóvenes sean una generación perdida para nuestro continente”, subrayó.

Por el contrario, argumentó, “debemos asegurar a nuestros jóvenes formación, empleo, crecimiento, oportunidades de expansión de sus horizontes”.

“Nos llena de optimismo que Iberoamérica ponga a los jóvenes en primer plano. Esto demuestra que trabajando juntos podemos transformar a una generación de ninis en una generación de sisis”, apostilló el jefe de Estado dominicano.

Por otra parte, Medina expresó que su país apoya “con entusiasmo” el objetivo de la Alianza por la Movilidad Académica, una iniciativa que consiste en facilitar la movilidad a 200.000 estudiantes de toda la región en un periodo de cinco años.

“Puedo asegurarles que será un placer y un honor acoger a estos jóvenes en nuestro país” y “enviar a los nuestros a mejorar su formación en los países hermanos”, apuntó.

El gobernante dominicano señaló que los gobernantes de la región tienen una “inminente responsabilidad” y es “que decenas de millones de jóvenes que salieron de la pobreza no vuelvan a ella”.

“Si logramos desarrollar esa demanda interna estamos mirando a un potencial mercado de 625 millones de consumidores”, sostuvo.

Por tal razón, abogó por priorizar el fortalecimiento de los bloques comerciales entre las naciones iberoamericanas.

“Esto es algo que nuestros propios pueblos nos están pidiendo”, aseguró, y cito el último estudio del Latinobarómetro, que indica que el 77 % de los latinoamericanos favorece una mayor integración económica, mientras que el 60 % aprueba una mayor integración política.

“Debemos multiplicar los contactos, intercambios y encadenamientos productivos”, dijo, y agregó que esto permitirá convertir la región en un bloque dinámico y poderoso y crear “las decenas de millones de empleos que necesitamos”.

También abogó por que se complementen las capacidades en infraestructuras, equipamientos y recursos humanos, así como en fomentar la circulación del conocimiento y la cultura digital.