Brasilia, 4 dic (EFE).- La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, y el presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, expresaron hoy su confianza en que la Unión Europea (UE) “cumpla” el compromiso de intercambiar ofertas para un acuerdo comercial con Mercosur.

“En vista de que la oferta del Mercosur está lista desde julio de 2014”, ambos “renovaron su expectativa de que la UE cumpla el compromiso asumido en junio de 2015 y finalice su oferta cuanto antes”, dice una nota divulgada por la Presidencia brasileña tras la reunión que Rousseff y Macri mantuvieron hoy en Brasilia.

El comunicado agrega que el intercambio de ofertas permitirá el inicio de una “nueva y definitiva fase” de unas negociaciones que “son prioritarias” para Argentina y Brasil y “también para sus socios en el Mercosur”, que son Uruguay, Paraguay y Venezuela, aunque este último no participa en las tratativas con la UE.

En una rueda de prensa después de la reunión con Rousseff, Macri reiteró su deseo de que el Mercosur y la UE “pongan sus ofertas sobre la mesa al mismo tiempo” y en el plazo más corto posible.

También admitió que, como ha ocurrido durante los poco más de cinco lustros que llevan estas negociaciones, “el punto más delicado es la integración agrícola”.

Aunque ambos bloques habían acordado que el intercambio de ofertas se realizaría antes de que concluya este año, el encuentro de los equipos técnicos responsables por ese acto aún no tiene una fecha decidida.

El pasado domingo, el secretario de Estado español de Comercio, Jaime García-Legaz, dijo en Bruselas, tras una reunión del Consejo de Ministros de la UE, que en el bloque comunitario hay una mayoría “amplísima” de miembros proclives al acuerdo, pero que Francia se opone debido a la “falta de ambición” del Mercosur.