Buenos Aires, 27 abr (EFE).- El presidente argentino, Mauricio Macri, destacó hoy su compromiso con generar una “vía rápida” para los proyectos de emprendedores y las pequeñas y medianas empresas (pymes), que son quienes, a su juicio, generan “más de la mitad” de los nuevos empleos en el país.

“El mundo está demostrando que el avance tecnológico lleva a destrucción sistemática de los empleos tradicionales y la creación de nuevos”, aseguró el mandatario durante su visita en Buenos Aires a la empresa de software Globant Argentina, que da trabajo a más 4.000 personas.

Asimismo, destacó que “más de la mitad” de esos nuevos empleos los generan los “pequeños emprendimientos” y por eso hay que hacer lo posible por “fortalecer” su trabajo.

Macri aseguró que pese a que Argentina es uno de los cinco países que más emprenden en el mundo, también es uno de los que “más fracasan” en sus primeros proyectos, algo que se debe a los obstáculos generados por los “impuestos” y la falta de crédito, experiencia, contención y “programas que ayuden a cimentar ese primer esfuerzo”.

Asimismo, recordó que la mitad de las pymes del país las conducen personas de menos de 40 años y aseguró que el emprendimiento “está ligado a la juventud”, por lo que hay que poner “un foco especial” en aquellos de entre 18 y 24 años, ayudándolos también a alcanzar su primer empleo sin “miedos”.

“Ustedes saben que no es fácil emprender”, afirmó antes de declarar que hay que “creer en uno mismo” y “jugársela”, un valor que considera muy presente en Argentina, cuyos ciudadanos, a su juicio, deben saber todo lo que son capaces de hacer cuando se organizan y son “coherentes” y “constantes”.

Macri declaró que los argentinos son “capaces de hacer cosas del máximo nivel” pero para ello, deben relacionarse “dentro de un sistema con reglas de juego inteligentes” y “permanentes” que los hagan “creíbles”.

En ese sentido, consideró que no se debe apelar a la arbitrariedad “sino a la innovación” para resolver el problema del empleo en el país.