Río de Janeiro, 23 abr (EFE).- La sindicalista brasileña Marice Correa, cuñada del extesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) Joao Vaccari y que estaba presa desde la semana pasada por su supuesta implicación en las corruptelas en la petrolera estatal Petrobras, fue liberada hoy por decisión judicial.

Correa abandonó al final de la tarde de hoy la cárcel de la ciudad de Curitiba en la que estaba recluida desde el miércoles de la semana pasada y se abstuvo de dar declaraciones a la prensa.

La cuñada de Vaccari, también preso por el caso de Petrobras, está afiliada al PT, formación de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y forma parte de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas.

La Fiscalía la acusa de haber ayudado al entonces tesorero del PT de recibir recursos desviados de la Petrobras.

El juez federal de Curitiba Sergio Moro, a cargo del proceso, ordenó la liberación de Correa por considerar que «no se justifica» mantenerla presa ya sea de forma preventiva o de forma temporal.

La liberación se produjo un día después de que los abogados alegaran que un vídeo utilizado como prueba por la Fiscalía y en la que una mujer que fue identificada como Correa aparece depositando dinero de un cajero electrónico no es la cuñada sino la hermana de Vaccari.

El juez admitió que pudo haber sido inducido a un error por la Fiscalía debido al parecido entre las dos hermanas.

La orden de libertad fue expedida pese a que la Fiscalía pidió que Correa fuera mantenida encarcelada debido a que ayudó al tesorero del PT a recibir y lavar recursos desviados de Petrobras.

El juez alegó que la prisión preventiva o temporal se justifica para acusados considerados como los principales responsables de los crímenes o de los que se teme que pueden huir y no para todos los implicados en el caso.

Vaccari asumió la tesorería del PT en 2005, después de que su antecesor, Delubio Soares, fuera implicado en un asunto de sobornos en el Congreso, por el que fue a prisión con 25 empresarios y políticos condenados en el mayor escándalo de corrupción ocurrido durante el mandato de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Según la Policía, Vaccari hizo tratos con las constructoras que supuestamente pagaban sobornos para hacerse con contratos de Petrobras para que usaran parte del dinero para financiar campañas políticas del PT y otros partidos.

Tras ser detenido en su domicilio la semana pasada, Vaccari dejó su cargo en el PT, lo cual fue comunicado por la propia formación a través de un comunicado en que respaldó a su dirigente, mientras que Rousseff no se ha pronunciado sobre este caso, que agrava la crisis política de su Gobierno.