La Paz, 7 oct (EFE).- El Gobierno de China se comprometió a que las empresas del país asiático que se adjudiquen obras en Bolivia se someterán a la legislación laboral de la nación andina, tras conocer denuncias sobre maltratos sufridos por obreros bolivianos contratados por estas firmas, informó hoy una fuente oficial.

El asunto fue abordado el jueves durante la visita a La Paz del canciller de China, Wang Yi, dijo a los medios el ministro boliviano de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros.

Las autoridades bolivianas explicaron ayer al ministro chino las quejas que hubo y, según Carlos, «él ha manifestado que las empresas chinas van a cumplir y tienen la instrucción de cumplir con la normativa nacional».

«Él (Wang Yi) reconoce que hay un tema de costumbres, de identidad muy marcado. Ellos tienen una manera de trabajar, pero desde el momento que ellos han venido a Bolivia tienen que adecuarse a la normativa nacional y cumplir lo que las leyes laborales exigen», sostuvo el ministro boliviano.

Agregó que el canciller chino se comprometió a dialogar con las compañías de su país para reiterarles que deben cumplir con las normas bolivianas «y respetar las costumbres y los usos en Bolivia».

En uno de los casos denunciados, el Ministerio de Trabajo de Bolivia inició el mes pasado acciones legales para multar a la firma china Sinohydro, tras constatar que incumple disposiciones de seguridad industrial y normas laborales con los obreros contratados para la construcción de una ruta en la región sureña de Chuquisaca.

Sinohydro también fue denunciada a principios de año por las mismas razones por trabajadores bolivianos contratados para la construcción de un tramo carretero en Cochabamba (centro).

El ministro Claros sostuvo que el Estado boliviano hará respetar las leyes laborales vigentes en el país e indicó que estas compañías «tienen la obligación» de cumplir con estas normas, «más allá de que estemos trabajando con un crédito chino».

«Las empresas chinas no tienen ningún privilegio, todos vamos a cumplir la ley (…) Como mencionó el canciller ayer, los créditos que China está generando no tienen ningún condicionamiento de ninguna clase y se van a someter a las leyes laborales», insistió.

El canciller de China garantizó en su visita a Bolivia un crédito por 4.858 millones de dólares para financiar más de una docena de proyectos de infraestructura vial, energía y siderurgia.

Este monto es parte de un paquete de créditos de 10.000 millones de dólares que dará China a Bolivia para diversos proyectos de desarrollo, según explicó Claros.