Sao Paulo, 22 abr (EFE).- Las acciones de la operadora de telefonía brasileña Oi caían hoy en la bolsa de Sao Paulo, después de la aprobación el pasado lunes por parte de la Comisión Europea, del negocio de venta de las operaciones en Portugal a la luxemburguesa Altice.

Al promediar la sesión en el mercado a vista del índice Ibovespa, los papeles preferenciales de Oi (los de más valor) cedían un 1,41 % y los ordinarios (con derecho a voto) bajaban un 1,70 %.

En un día de ganancias generalizadas en la mayor plaza bursátil latinoamericana, los títulos de Oi operaban en contramano.

El lunes, la Comisión Europea aprobó la venta de las operaciones en territorio portugués de Portugal Telecom, controlada por Oi, a la luxemburguesa Altice, con lo que se canceló definitivamente la fusión acordada entre las empresas brasileña e ibérica.

El proceso de fusión comenzó a frustrarse el año pasado después de que Portugal Telecom perdió millones de euros a raíz del escándalo en el grupo bancario portugués Espírito Santo, socio en varios negocios y compañías.

No obstante, en el hecho relevante al mercado emitido este miércoles por Oi sobre la notificación de la decisión, la empresa informó también que la aprobación de las autoridades europeas «está condicionada a la alienación de los actuales negocios del grupo francés en Portugal, a saber, Cabovisão y ONI».

Dentro del contrato de venta está previsto «como condición precedente a su conclusión», la realización de «actos de reorganización societaria», que están en curso, para «segregar» los negocios que «no serán alienados», como son las inversiones en Africatel GmbH & Co. KG y Timor Telecom S.A.

Oi informó igualmente al mercado sobre la «no oposición» de la Autoridad de Supervisión de Seguros y Fondos de Pensiones (antiguo Instituto de Seguros de Portugal) a la posesión por parte de Altice «de una participación calificada indirecta» (82,05 %) en el capital social de Previsão Sociedade Gestora de Fundos de Pensões S.A.