Asunción, 2 mar (EFE).- La opositora alianza Ganar calificó hoy de «inconsistente» la encuesta divulgada el jueves y que otorga una amplia ventaja en cuanto a intención de voto al candidato oficialista Mario Abdo Benítez en su campaña para la Presidencia en las elecciones del 22 de abril.

Abdo Benítez, del gobernante Partido Colorado, logra el 53,4 % en la intención de voto según esa encuesta, que da el 22,2 % a su rival en la carrera a la Presidencia, Efraín Alegre, de la alianza Ganar.

El jefe de la campaña de la alianza, Carlos Mateo Balmelli, dijo en una rueda de prensa que la encuesta, realizada por la empresa First Análisis y Estudios, adolece de inconsistencias y que «carece de todo rigor y todo valor».

«Esta encuesta no puede ser considerada una fotografía del momento», dijo Mateo Balmelli, del Partido Liberal, la mayor de las formaciones que integran la alianza Ganar.

Explicó asimismo que la encuesta «tiene una finalidad política de querer desmoralizar a esta gran fuerza (Ganar), a esta gran mayoría que se está consolidando en Paraguay».

Añadió que la encuesta fue «elaborada en las carpas del Partido Colorado» y dijo que los responsables de la encuestadora tienen una relación de «dependencia laboral» con la formación oficialista.

Mateo Balmelli dijo además que las encuestas que maneja la alianza dan un «empate técnico» entre esos dos candidatos a la Presidencia.

Según la encuesta, divulgada el jueves por la edición digital del diario «ABC Color», Abdo Benítez aventajaría en más de 30 puntos porcentuales a Alegre.

La encuesta, realizada en un universo de 1.001 personas de varios departamentos de Paraguay, presenta también datos de intención de voto al Senado, acaparados por el expresidente Fernando Lugo (2008-2012), seguido del presidente paraguayo, Horacio Cartes.

Lugo es uno de los principales referentes de la concertación de izquierda Frente Guasu, que integra la alianza Ganar junto al Partido Liberal, presidido por Alegre.

El Partido Colorado, de Cartes, presenta como candidato presidencial al ganador de sus internas, Abdo Benítez, que el jueves renunció a su escaño en el Senado para dedicarse complemente a la campaña electoral.

Además de los futuros presidente y vicepresidente del país suramericano, de las elecciones general también saldrán los integrantes del Senado, la Cámara de Diputados, las gobernaciones, las juntas departamentales y el Parlasur.