Buenos Aires, 16 jul (EFE).- La oposición en Argentina cuestionó hoy la decisión de un tribunal de apartar al juez Claudio Bonadio de la causa en la que se investigan presuntas irregularidades administrativas en una empresa que gestiona un hotel del lujo del que es accionista la presidenta argentina, Cristina Fernández.

«Es un hecho más de una escalada que ha iniciado el partido de gobierno sobre el Poder Judicial», aseguró el senador Mario Cimadevilla, de la Unión Cívica Radical, en declaraciones al canal Todo Noticias.

La sala I de la Cámara Federal de Buenos Aires apartó «por mayoría» a Bonadio de la causa Hotesur, firma gestora del lujoso hotel patagónico Alto Calafate, del cual Fernández es accionista.

El tribunal tomó esa decisión a partir de un pedido realizado por la defensa de Romina Mercado, presidenta y directora titular del directorio de Hotesur, hija de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y sobrina de Cristina Fernández.

El presidente del bloque de diputados de la conservadora Propuesta Republicana (Pro), Federido Pinedo, aseguró que con la decisión adoptada hoy por la sala I de la Cámara Federal porteña «le están limpiando las causas a Cristina Kirchner».

Bonadio investigaba supuestas anomalías administrativas en Hotesur a partir de una denuncia presentada por la legisladora opositora Margarita Stolbizer.

La diputada y también precandidata presidencial asegura que el Hotel Alto Calafate, un establecimiento de lujo situado en la villa turística de El Calafate (provincia de Santa Cruz, sur), podría ser un alojamiento «fantasma» usado en su momento por el matrimonio Kirchner para presuntamente hacer negocios irregulares junto al empresario Lázaro Báez.

Bonadio había ordenado el pasado lunes la ejecución de varias medidas de prueba en la provincia de Santa Cruz, entre ellas el allanamiento de una inmobiliaria del hijo de la presidenta, Máximo Kirchner, en la capital provincial, Río Gallegos, mientras la jefa de Estado se encontraba en esa ciudad.

«Apartan a Bonadio porque la Presidenta sabe que está su hijo muy comprometido en la investigación judicial», aseveró la legisladora del Pro Laura Alonso en un comunicado.

Los operativos ordenados por el juez desataron un escándalo político porque se ejecutaron a través de efectivos de la Policía Metropolitana de Buenos Aires, gobernada por el opositor Mauricio Macri, quien competirá en las primarias de agosto con vistas a las presidenciales de octubre.

La también diputada de Pro Patricia Bullrich sostuvo que «no se puede desplazar a un juez porque a la Cámara no le gusta la decisión sobre qué fuerza de seguridad se decidió que intervenga».

«Apartar al juez natural lo único que busca es retrasar la causa Hotesur», se quejó Bullrich en un comunicado.

Para el diputado del Frente Renovador Adrián Pérez, han apartado a «Bonadio porque no pueden explicar inversiones irregulares de la familia presidencial».

«Con diferentes estrategias, el Gobierno buscó todo este tiempo apartar a Bonadio porque no puede explicar inversiones claramente irregulares que involucran de forma directa a la familia de la Presidenta. Hoy lo consiguieron en una jornada vergonzosa para la historia de la Justicia de este país», destacó el legislador.