Buenos Aires, 28 oct (EFE).- El grupo de trabajo sobre Detención Arbitraria de Naciones Unidas envió al Gobierno argentino una opinión sobre la detención en febrero pasado de la diputada del Parlasur y activista por los derechos humanos Milagro Sala, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Aunque desde la Cancillería argentina confirmaron la recepción del comunicado de la ONU, no dieron detalles sobre su contenido y explicaron que lo remitieron a la Justicia de la norteña provincia de Jujuy, que ordenó la detención de la activista.

No obstante, en un comunicado difundido a los medios, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Amnistía Internacional (AI) y Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes) indicaron que la ONU afirma en el texto enviado que “la detención de la señora Milagro Sala es arbitraria”.

Las tres asociaciones presentaron una denuncia tras la detención de Sala a la ONU para que determinara si la acción de la Justicia fue adecuada, por lo que aseguran haber tenido acceso al texto de la organización internacional, aunque fuentes de AI precisaron a Efe que es el Estado argentino quien debe hacer pública la notificación.

Según AI, además de considerar arbitraria la detención de la diputada, la ONU solicitó al Gobierno argentino “liberarla de inmediato” al entender que hubo un entramado de “acusaciones consecutivas” e inicio de causas judiciales para sostener su privación de libertad de manera indefinida en el tiempo.

Además, siempre según el comunicado de las asociaciones, el grupo de trabajo apuntó que en el caso que investiga a la líder del grupo kirchnerista Tupac Amaru “se está vulnerando la independencia judicial”.

“Al analizar las causas judiciales por las que Sala está privada de la libertad concluyó que no existen elementos legales para justificar su prisión preventiva”, prosigue la nota en referencia al pronunciamiento de la ONU.

Fuentes de la Cancillería insistieron en que el comunicado de Naciones Unidas es una opinión y no una solicitud formal.

La activista social Milagro Sala, elegida representante ante el Parlasur en las elecciones argentinas de octubre de 2015, permanece detenida en una prisión de Jujuy desde el pasado 16 de enero, acusada de un presunto delito de defraudación a la administración pública, extorsión y asociación ilícita.

Sala fue encarcelada inicialmente por un delito de incitación al tumulto durante una protesta contra el gobernador jujeño, que posteriormente fue desestimado por la Justicia, pero permanece detenida por el resto de los cargos.