Asunción, 5 jun (EFE).- La nueva ministra de Hacienda de Paraguay, Lea Giménez, dijo hoy que es un honor ser la primera mujer en ocupar este cargo, al tiempo que manifestó que continuará las políticas públicas adoptadas por su antecesor, Santiago Peña, en cuanto a impuestos y endeudamiento.

“Es una responsabilidad con todo el país y es un enorme honor y mi objetivo es llevarlo adelante con profesionalismo”, dijo Giménez en una rueda de prensa tras su nombramiento.

Giménez, hasta ahora viceministra de Economía, fue anunciada como nueva ministra por el presidente paraguayo, Horacio Cartes, quien destacó en su cuenta de Twitter que es “la primera mujer en liderar el Ministerio de Hacienda en toda la historia del Paraguay”.

El puesto quedó vacante tras la renuncia hoy de Peña, de 38 años, que a partir de ahora trabajará en su candidatura a las presidenciales de 2018 por el gobernante Partido Colorado.

Giménez declaró a los periodistas que proseguirá con la línea de Peña de mantener un “endeudamiento responsable” y resaltó que el verdadero endeudamiento no es con organismos multilaterales o bonos soberanos, sino con la ciudadanía.

“Hacer inversión pública que es lo que nuestra gente se merece es a lo que vamos a continuar apuntando”, dijo Giménez.

Agregó que los proyectos de ley que competen a su cartera, principalmente aquellos donde se busca el aumento de impuestos a productos como el tabaco o alcohol, serán estudiados con base en evidencias y análisis técnicos rigurosos y no fijarse solo en recaudar más.

Con respecto a los impuestos a la exportación de granos, como la soja, Giménez dijo que “elevar el impuesto a la exportación de granos, no es algo con lo que estaría de acuerdo, Paraguay tiene un modelo muy particular y elevar esos impuestos pondrían muchas trabas a lo que es nuestra economía”.

Sobre su predecesor, Giménez indicó que ha sido un enorme ejemplo y un gran líder y subrayó que hará todo lo posible para llenar esos “zapatos muy grandes” que deja Peña.

Giménez, sin afiliación partidaria, es doctora en Economía de la Universidad de Lehigh (Pensilvania, EE.UU.), se desempeñó como consultora internacional y como economista en varios equipos del Banco Mundial.