Buenos Aires, 2 jul (EFE).- Vaca Muerta, la gigantesca formación de hidrocarburos no convencionales de Argentina, impulsa la producción total de petróleo y gas del país suramericano, según datos oficiales dados a conocer este martes.

De acuerdo con un informe de la Secretaría de Energía, la producción de gas y petróleo “siguió creciendo aceleradamente” en mayo pasado gracias a un incremento de la producción del no convencional de Vaca Muerta, una formación con epicentro en la provincia de Neuquén (suroeste) y que se extiende por 30.000 kilómetros cuadrados.

Según los datos oficiales, la producción de gas natural de Argentina registró en mayo pasado un alza interanual del 7,6 % y fue la más alta desde julio de 2009.

En tanto, la producción de producción creció el mes pasado un 4,2 % en términos interanuales y acumuló quince meses de incremento interanual ininterrumpido.

El Gobierno argentino destacó que la mayor producción se refleja también en una mejora de la balanza comercial energética, que registró superávit durante los primeros cinco meses del año.

Entre 2006 y 2013, Argentina pasó de tener un superávit comercial energético de 6.100 millones de dólares anuales a un déficit de 6.900 millones de dólares.

El año pasado, el rojo fue de 2.300 millones de dólares y este año el Gobierno espera estar cerca del equilibrio.

Además, el informe oficial destaca un incremento en el número de fracturas en áreas de “shale” (gas y petróleo de esquisto, hidrocarburos no convencionales), un indicador de la producción futura.

En este sentido, las fracturas pasaron de las 100 mensuales en 2015 a 544 por mes en los primeros cinco meses de este año.

Vaca Muerta, considerada la segunda mayor reserva mundial de gas no convencional y la cuarta de petróleo de este tipo, ha alcanzado un desarrollo masivo del 5 %.

La formación, en la que el año pasado se invirtieron unos 4.000 millones de dólares, ha sumado recientemente anuncios de inversión de angloholandesa Shell, por 3.000 millones de dólares, y de la estadounidense ExxonMobil, por 2.000 millones de dólares.

“Con los últimos anuncios de Shell y Exxon, ya son siete las áreas en desarrollo masivo, lo que implica más producción y empleo en las operaciones y en la cadena de valor”, destacó este martes el Gobierno argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.