Bogotá, 15 oct (EFE).- La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, señaló hoy en Bogotá que es más necesario que nunca el trabajo de colaboración entre los países que conforman la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Las amenazas que afrontamos no están ya restringidas a las fronteras o los océanos, ni limitadas a un país o una región”, señaló durante su intervención en la Décima Reunión de Ministros de Justicia de las Américas que comenzó hoy en Bogotá.

En este sentido, destacó que mientras aumenta la interdependencia y el mundo está más interconectado que nunca “ese tipo de colaboración se ha convertido” en un elemento de importancia creciente.

Lynch destacó que los problemas actuales que tienen impacto en una país pueden “fácilmente afectar a todos”.

“De la corrupción y la cleptocracia, que hace que la gente pierda su confianza en las instituciones de gobierno, al crimen organizado como el tráfico de personas (…) que impacta a la sensación de seguridad de nuestros ciudadanos, afrontamos desafíos globales que requieren una verdadera respuesta global”, agregó.

Asimismo, recordó que el Departamento de Justicia de Estados Unidos creó en el FBI una unidad especializada en el combate a la corrupción y lo señaló como un ejemplo de los esfuerzos para investigar a los criminales de todo el mundo.

Durante su intervención, Lynch también se refirió a una de sus prioridades fundamentales, expandir las capacidades del Departamento para combatir la ciberdelincuencia.

Igualmente, afirmó que mediante la Convención de Budapest los países del mundo están construyendo una red internacional más fuerte para “combatir crímenes como la piratería informática, el fraude y la pornografía infantil”, así como la actividad criminal relacionada con el crimen organizado y el terrorismo.

Por último, hizo hincapié en la intención del Departamento de reforzar y mejor su capacidad para involucrarse de manera más eficiente y efectiva con sus colegas globales y así “expandir la capacidad para mejorar la cooperación y aportar asistencia técnica” en materia de lavado de dinero, terrorismo y tráfico de personas, entre otras.

Antes de participar en el encuentro, Lynch se reunió con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a quien felicitó por los avances en el proceso de paz con las FARC, especialmente en el tema de justicia.

La funcionaria estadounidense le manifestó a Santos su interés en cooperar para poder sacar adelante los acuerdos en materia de justicia alcanzados en los diálogos de paz entre el Gobierno y las FARC, según un comunicado de la Presidencia.