La Paz, 24 jul (EFE).- La empresa española Isotron SAU, del grupo Isastur, entregó hoy la segunda fase de la primera planta solar construida en Bolivia, situada en la región amazónica de Pando (norte) y financiada en un 53 % mediante una donación de Dinamarca.

La obra fue entregada en la ciudad de Cobija, la capital de Pando que colinda con Brasil, en un acto al que asistieron el presidente Evo Morales y el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Sánchez.

La planta cuenta con 17.334 paneles solares en un área de 11 hectáreas y se construyó con una inversión de 11,8 millones de dólares, de los que seis millones fueron financiados con una donación de Dinamarca y el resto por el Estado boliviano.

La estatal Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), que encargó la obra a Isastur, indicó en septiembre pasado que se trata de una instalación con características que la hacen única en el mundo porque la generación funcionará con paneles solares y también con diésel (gasóleo).

La primera fase para generar 1,7 megavatios fue entregada en septiembre pasado y hoy se completó la segunda fase con la que se generará un total de cinco megavatios, explicó a Efe el representante de Isotron en Bolivia, Rafael Tarifa.

«Con esta fase se concluye este proyecto específicamente de Cobija. Hemos llegado con esta fase a los cinco megavatios instalados y al sistema de hibridación con los motores a diésel completo», indicó Tarifa.

El presidente Morales destacó la puesta en marcha de la planta, dentro de los planes de su Gobierno para promover la generación de «energía limpia».

Por su parte, el ministro Sánchez explicó que con este proyecto se podrá reducir el consumo del diésel que era empleado en motores para la generación de energía eléctrica que abastece a Pando.

«Este tipo de sistemas representan un ahorro significativo de diésel, de 1,8 millones de litros, es decir, 1,8 millones de dólares al año», sostuvo la autoridad.

El sistema beneficiará a unos 54.000 habitantes de los municipios pandinos de Cobija, Porvenir, Filadelfia, Bella Flor, Puerto Rico y la población de Chivé, explicó el Ministerio de Hidrocarburos y Energía en un comunicado.

Sánchez indicó que su ministerio y ENDE trabajan en proyectos para que Pando pueda disponer de energía eléctrica las 24 horas y se sume al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

«Cobija estará rodeada de tres hidroeléctricas gigantes que alimentarán de energía ilimitada para el desarrollo de este departamento: El Bala, Río Madera y Cachuela Esperanza», anunció.

Este es el primer trabajo de la filial de Isastur en Bolivia, donde otras empresas españolas de ingeniería están construyendo obras para el Estado boliviano en el sector petrolero.