Buenos Aires, 9 may (EFE).- El juez federal Julián Ercolini ordenó continuar con la autopsia psicológica del fallecido fiscal Alberto Nisman, en el marco de la causa que investiga la muerte del procurador que había denunciado a la expresidenta argentina Cristina Fernández cuatro día antes de morir, informaron hoy fuentes judiciales.

Ercolini, quien se hizo cargo el mes pasado de la causa por la muerte de Nisman cuando el caso pasó de la Justicia porteña al ámbito federal, pidió notificar al Cuerpo Médico Forense de que, a pesar del cambio de jurisdicción, se deberá continuar con las pericias psicológicas.

Las pruebas habían sido ordenadas por la jueza Fabiana Palmaghini, del fuero local, para conocer el estado de ánimo de Nisman en los días previos a su muerte.

Según publica hoy el Centro de Información Judicial, la medida de Ercolini fue tomada “ante la posibilidad de que el transcurso del tiempo torne deficiente o imposible su realización, resultando por ello un acto procesal irreproducible y definitivo en juicio”.

Fiscal especial encargado del caso por el atentado contra la mutualista judía AMIA de 1994, Nisman fue hallado muerto el 18 de enero del año pasado en el baño de su departamento, con un tiro en la cabeza.

Las circunstancias del fallecimiento del fiscal, que cuatro días antes de morir había denunciado a Fernández por supuesto encubrimiento de los terroristas acusados por el atentado, no han sido aclaradas y la Justicia no ha podido determinar si se trató de un asesinato -como sostiene la querella- o de un suicidio.

Meses después de la muerte de Nisman, la causa contra Fernández y varios de sus colaboradores fue desestimada por la Justicia argentina.