Brasilia, 16 jul (EFE).- La Confederación Nacional de la Industria de Brasil (CNI), patronal del sector, defendió hoy la flexibilización de las normas del Mercosur para que sus socios puedan negociar acuerdos comerciales con otros países y bloques.

Los industriales brasileños acusaron al Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela, de ser ineficaz a la hora de obtener resultados, tanto en el acceso a nuevos mercados como en la profundización del comercio entre bloques.

«En la práctica, el Mercosur no se consolidó como área de libre comercio y, en las últimas cumbres, la decisión del bloque ha dejado de largo temas importantes que son urgentes para la industria», comentó el director de Desarrollo Industrial de la CNI, Carlos Eduardo Abijaodi, citado en un comunicado.

LA CNI se refirió a las negociaciones que el bloque mantiene desde hace más de una década con la Unión Europea (UE), pero que permanecen estancadas por diferencias en las áreas industrial y agrícola, aunque también por la reticencia de Argentina a establecer un acuerdo que impondría una mayor apertura comercial.

En este sentido, la patronal propuso que cada socio presente un «acuerdo» en plazos variables, dependiendo de las posibilidades de cada país, e instó al bloque a firmar un compromiso de intercambio de ofertas con la Unión Europea antes de final de año.

La cumbre semestral del Mercosur comenzó hoy en Brasilia con una reunión del Consejo Mercado Común (CMC) del bloque, preparatoria de la cumbre que mañana, viernes, reunirá en Brasilia a los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

En el marco de la cita Brasil transferirá la presidencia rotativa del bloque a Paraguay, que la asumirá por primera vez desde que fue suspendido en 2012 a raíz de la destitución del entonces presidente Fernando Lugo, vista por el bloque como una «ruptura» del orden democrático.