Lima, 25 oct (EFE).- Las familias de los tres bomberos voluntarios fallecidos la pasada semana en el incendio de un almacén de medicinas del Ministerio de Salud en Lima recibieron hoy una indemnización de 45.000 soles (unos 13.400 dólares), cada una, informó hoy un comunicado.

El comandante general del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú (CGBVP), Víctor Mondragón, entregó sendos cheques a los parientes de las víctimas en una ceremonia donde deseó que el dinero les sirva de ayuda para encontrar “algo de consuelo” ante la pérdida de sus seres queridos.

Mondragón también instó a las empresas privadas a contribuir con la compensación a los familiares de los occisos, como ya lo hicieron La Fiduciaria y la ONG Firemen y Health Hope, el Seguro Social de Salud (Essalud Vida) y la empresa de seguros La Positiva.

Los tres bomberos voluntarios fallecidos fueron el teniente Alonso Salas, y los subtenientes Raúl Sánchez Torres y Eduardo Jiménez, todos integrantes de la Compañía Roma 2, fundada en 1866 y la mas antigua de Lima y segunda del Perú.

Los fallecidos perecieron durante un gran incendio que el pasado martes por la noche consumió un depósito de medicinas del Ministerio de Salud y una fábrica de zapatos en el distrito limeño de El Agustino, cercano al centro histórico de la capital peruana.

Los bomberos habían ingresado al recinto siniestrado para buscar a eventuales personas atrapadas cuando se produjo una explosión y un derrumbe que los dejó desaparecidos durante varias horas.