Buenos Aires, 5 jun (EFE).- Una abogada argentina presentó una impugnación al dictamen a través del cual la empresa española Igeotest Geosciences resultó seleccionada para continuar con la búsqueda del buque, informaron hoy a Efe fuentes jurídicas.

Valeria Carreras, la letrada que representa a algunas de las esposas de los 44 tripulantes argentinos desaparecidos en aguas del Atlántico desde noviembre de 2017, presentó la refutación al veredicto de la comisión calificadora del Ministerio de Defensa argentino debido a que la firma “no cumplió con tres requisitos” del pliego de condiciones.

En declaraciones a Efe, Carreras afirmó que la compañía asignada no cuenta con “experiencia” ni “idoneidad” para la tarea de búsqueda, el vehículo autónomo submarino (AUV, Autonomous Underwater Vehicle, por sus siglas en inglés) no se corresponde con el material tecnológico solicitado y, además, “no acreditaron la reserva del equipo” antes de postularse.

La empresa española se encargaría de aportar la logística para las tareas de exploración submarina y predecir su geolocalización, según señaló el departamento que dirige Óscar Aguad, mientras que el buque que portará el AUV sería argentino, al no resultar efectivo el concurso para la contratación de un barco extranjero.

De salir adelante la impugnación, la parte querellante podrá solicitar un pedido de contratación directa a otra de las ocho empresas que quedaron fuera de la licitación.

Para otro segmento de los allegados de los submarinistas desaparecidos, la impugnación del dictamen de adjudicación a la firma Igeotests se tomó de forma “unilateral” y “poco profesional”.

“Habíamos acordado investigar las condiciones de la empresa y tomar una decisión conjunta”, lamentó en conversación con Efe el padre del teniente del ARA San Juan Alejandro Tagliapietra, Luis Tagliapietra, quien también es abogado.

“Una impugnación como la que hizo nos perjudica y eso es imperdonable”, aseguró, ya que en un primer paso parte de los familiares se habían puesto en contacto con el director de la empresa y los actos de la abogada Carreras muestran “muy poca ética” al no haber avisado de que se iba a tomar esta medida legal.

Gracias a un poder judicial que las representadas de Carreras firmaron al contratar sus servicios, la letrada puede presentar los reclamos que considere sin necesidad de estar amparados por ellas.

La búsqueda del ARA San Juan ha resultado infructuosa en los casi siete meses que lleva activa, después de que el pasado 15 de noviembre se perdiera toda comunicación con el buque cuando este realizaba el trayecto desde la localidad austral de Ushuaia de vuelta a su base naval en Mar del Plata (provincia de Buenos Aires).

Desde entonces, la nave continúa ilocalizable, por lo que los últimos procedimientos del Ministerio de Defensa del país austral han estado centrados en contratar una empresa privada que aporte datos y material técnico para arrojar nuevas informaciones.

Aunque la licitación de la empresa Igeotest continúe activa, no será hasta noviembre cuando logre poner en el agua el AUV designado para barrer el suelo marino, a 3.000 metros de profundidad.