Buenos Aires, 27 jun (EFE).- El Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) inauguró hoy el mural «Mundos solidarios», una obra dedicada a los maestros de escuelas privadas desaparecidos en la última dictadura (1976-1983), en un acto que contó con la presencia de varios organismos de derechos humanos del país.

Se trata de una pieza acrílica de gran formato elaborada por el artista plástico Santiago Canción, quien explicó que la pintura está inspirada en la resistencia del pueblo argentino a la dictadura, especialmente la de las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, que también fueron homenajeadas en el acto.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, valoró esta inauguración, que tiene una importancia «enorme», según indicó, porque llega en unas circunstancias en las que en Argentina se quiere «borrar la memoria» de las víctimas y transformar el pasado en una mentira.

«A estos hombres no los dejaron vivir, completar su tarea, envejecer en familia… Vamos a seguir caminando, con un bastón, pero con la mente clara, para que estas historias no se repitan», expresó la activista.

La secretaria general adjunta de Sadop, María Lazzaro, recordó a los docentes desaparecidos, que fueron personas «comprometidas con la militancia y la búsqueda de un mundo más justo y más solidario», por lo que el homenaje es además una forma de «mantener viva su tarea y su lucha».

Lazzaro comentó que desde el sindicato trabajaron en los últimos años en la elaboración de un listado de 101 «compañeros detenidos y desaparecidos que trabajaron en centros de educación privada», un trabajo que sigue en marcha, dijo.

Además de De Carlotto, estuvieron presentes la presidenta de la asociación de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Lita Boitano, y las integrantes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida y Vera Jarach, quienes recibieron una placa y un ramo de flores en homenaje a su histórica lucha.