Bogotá, 6 may (EFE).- La Defensoría del Pueblo de Colombia habilitó 60 corredores humanitarios en 17 de los 32 departamentos del país con el fin de permitir el paso alimentos y medicinas, al igual que el transporte para movilizar médicos y personas heridas durante las protestas contra el Gobierno.

Colombia amaneció este jueves en una tensa calma luego de las difíciles jornadas vividas desde el pasado 28 de abril, día en que se iniciaron las manifestaciones contra el Gobierno del presidente Iván Duque, que hasta el momento dejan 11 fallecidos, según la Fiscalía, aunque organizaciones sociales elevan esa cifra a 37.

Durante las protestas, manifestantes bloquearon la circulación en numerosas carreteras de distintas partes del país, impidiendo el paso de camiones cargados de víveres y alimentos, e incluso de ambulancias y personal médico.

La Defensoría explicó en un comunicado que los corredores humanitarios que se abrieron están en Arauca, Bolívar, Cauca, Cundinamarca, Huila, Meta, Norte de Santander, Caldas, Nariño, Risaralda, Boyacá y Valle del Cauca, entre otros departamentos.